Ofertas en el mercado libre

FACUA considera insignificantes los actuales descuentos de las eléctricas, una media de 70 céntimos al mes

Critica la opacidad del Ministerio de Industria sobre la tarifa que fijará a partir de julio y teme que aplique una gran subida para expulsar a los usuarios al mercado liberalizado.

FACUA-Consumidores en Acción ha realizado un estudio comparativo sobre quince empresas comercializadoras de electricidad que operan en el mercado libre para evaluar las tarifas ofertadas a los usuarios domésticos.

Los descuentos que actualmente aplican unas cuantas eléctricas sobre la tarifa regulada por el Gobierno son, a juicio de FACUA, insignificantes, por lo que recomienda a los usuarios que no se precipiten y esperen a los cambios que sin duda se producirán en el mercado en las próximas semanas o meses.

FACUA denuncia que las compañías se niegan a enviar a los usuarios documentación con sus condiciones contractuales si antes no les confirman que quieren darse de alta y les facilitan todos sus datos relativos al suministro. De hecho, los teleoperadores de varias eléctricas indican que sus contratos tienen un compromiso de permanencia de un año, siendo una incógnita si conllevan penalizaciones por baja anticipada.

Opacidad de Industria

Asimismo, FACUA critica la opacidad del Ministerio de Industria sobre la tarifa que fijará a partir de julio y teme que vuelva a aplicar una gran subida para expulsar a los usuarios al mercado liberalizado.

Y es que si se produce un incremento importante, las eléctricas podrán seguir ofertando en el mercado libre las mismas tarifas que en la actualidad pero éstas supondrán mayores márgenes de descuento con respecto a la fijada por el Gobierno.

En este sentido, la asociación recuerda que hace menos de dos años, en julio de 2007, la mayoría de usuarios domésticos (con la tarifa 2.0.2.) pagaban por cada kWh consumido 10,96 céntimos (8,9868 más el 21,93% que representan los impuestos sobre la electricidad y el valor añadido). Hoy les cuesta un 25,2% más.

Cambios a partir de julio

A partir del 1 de julio, los usuarios domésticos con hasta 10 kW de potencia contratada podrán seguir acogiéndose a una tarifa regulada por el Ministerio de Industria –que pasará a denominarse Tarifa de Último Recurso, TUR- o contratar con una empresa comercializadora que le ofertará sus propias tarifas.

Si el usuario quiere continuar disfrutando de la tarifa fijada por Industria tiene dos opciones: contratar el suministro con una de las cinco comercializadoras de último recurso designadas por el Gobierno o no hacer nada, de forma que automáticamente una compañía del mismo grupo empresarial que la que le suministraba hasta el 1 de julio pasará a ser su comercializadora.

Las eléctricas están enviando una carta a los usuarios junto a su última factura en la que les informan de los cambios que van a producirse a partir de julio y les facilitan los listados de comercializadoras de último recurso y de las que operan con sus propias tarifas –de mercado libre-, con sus teléfonos de atención al cliente y páginas web.

Las ofertas en el mercado libre

Actualmente, sólo cinco de las comercializadoras que operan con sus propias tarifas facilitan ofertas a usuarios domésticos a través de sus teléfonos de información. Se trata de Endesa Energía, Hidrocantábrico Energía, Naturgás Energía Comercializadora, Nexus Energía (ésta sólo presta servicios en el País Vasco) y Unión Fenosa Comercial.

Otras dos, Eon Energía y Gesternova, no facilitan ninguna información por teléfono e indican a los usuarios que si quieren recibir una oferta, deben facilitar sus datos para que un comercial contacte con ellos.

Las ocho restantes del total de quince encuestadas advierten que sólo ofrecen servicios a empresas o que todavía no tienen ofertas en régimen de mercado libre. Son Bassols Energía Comercial, Céntrica Energía, Comercializadora Eléctrica de Cádiz, Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta, Enerco Cuellar, Estabanell y Pahisa Mercator, Factor Energía e Iberdrola.

Sólo un 2% de descuento en la energía consumida

Endesa Energía, Hidrocantábrico Energía, Naturgas Energía Comercializadora y Nexus Energía tienen la misma oferta de mercado libre: un descuento del 2% en el precio de cada kWh consumido –término de energía- sobre la tarifa fijada por el Gobierno.

Por su parte, Unión Fenosa Comercial no ofrece sus servicios a la mayoría de los usuarios domésticos, limitándose a los que tienen potencias de 5,5 kW o más (correspondientes a las actuales tarifas reguladas 2.0.3 y 3.0.1). En esos casos, la oferta es un 2,5% de descuento sobre la energía consumida.

70 céntimos al mes

Actualmente, el precio fijado por el Gobierno para los usuarios con potencias de entre 1,1 y 9,9 kW (tarifas 2.0.1, 2.0.2 y 2.0.3) es, redondeando a dos decimales, de 13,71 céntimos por cada kWh consumido (11,248 céntimos más impuestos). Con el descuento del 2% que ofertan las cuatro eléctricas citadas, se queda en 13,44 céntimos (11,02304 más impuestos).

Para un usuario doméstico medio, que consume 266 kWh al mes, el descuento del 2% en la energía consumida sólo representa 69,53 céntimos mensuales (57,02736 céntimos antes de impuestos) con respecto a lo que actualmente paga con la tarifa regulada. Para un usuario con un consumo mensual más elevado, de 400 kWh, el citado descuento supondría 87,17 céntimos (1,06 euros antes de impuestos).

Ya somos 203.716