Bruselas presenta su nueva campaña para reducir el consumo de tabaco en Europa

Insta a los 27 a reforzar los mensajes en las cajetillas de tabaco con imágenes de los efectos en el organismo.

La Comisión Europea presentó el jueves los tres vídeos publicitarios que emitirán más de 100 cadenas de televisión en toda Europa durante un mes, a partir del 31 de mayo, como parte de la segunda fase de su campaña de concienciación contra el consumo de tabaco en Europa Ayuda por una vida sin tabaco, coincidiendo con el Día Internacional Sin Tabaco. Para conseguir un mayor impacto entre el público, los anuncios se volverán a emitir durante el mes de septiembre.

La comisaria de Salud, Androulla Vassiliou, lamentó que aunque en los últimos años se ha constatado un "ligero descenso" en el consumo de tabaco en Europa "un tercio de los europeos son fumadores en la actualidad" y subrayó la importancia de "impedir que los jóvenes adquieran este hábito letal".

El 32% de los españoles son fumadores, igual que la media en el conjunto de la Unión Europea, aunque los que más fuman son los griegos (42%), búlgaros y letones (39%) y los rumanos, húngaros, lituanos, checos y eslovacos (36%).

El 26% de los fumadores europeos admite que fuma a diario y el 5% que lo hace ocasionalmente, de acuerdo con el Eurobarómetro sobre el consumo de tabaco realizado en 2008.

El consumo de tabaco sigue siendo la principal causa de muerte temprana en el conjunto de la Unión Europea. Cada día mueren unas 1.800 personas en la UE y más de 650.000 personas cada año por este hábito insano. El 15% de todas las muertes en Europa son atribuibles al consumo de tabaco, así como el 25% de los cánceres detectados.

Los anuncios de la campaña de Bruselas, de un minuto de duración y con gran carga humorística, cuentan tres historias que pretenden reforzar los tres mensajes centrales de la campaña: la importancia de no empezar a fumar; cómo dejar de fumar y los peligros del consumo pasivo. El Ejecutivo comunitario tiene un presupuesto comunitario para lanzar la campaña en 2009 que se eleva a los 16,84 millones de euros.

Una persona que fume un paquete al día se ve confrontado con 7.000 mensajes con advertencias sobre los efectos del tabaco, incluidos el aumento de riesgo de enfermedades cardiovasculares, relación con el aumento del riesgo de padecer cáncer de pulmón o posibles efectos de impotencia sexual.

Un tercio de los ciudadanos europeos cree que los mensajes de advertencia contra el consumo de tabaco son eficaces para informarles de los riesgos de fumar, mientras que dos de cada diez europeos admite que este tipo de mensajes les anima a fumar menos o incluso a dejar del hábito, de acuerdo con los resultados del Eurobarómetro realizado sobre el consumo de tabaco en 2008.

Apoyo de mensajes con imágenes

El Ejecutivo comunitario defiende la necesidad de reforzar además los mensajes para advertir de los efectos negativos de fumar para la salud con imágenes de las consecuencias reales en el organismo en las cajetillas de tabaco y, de hecho, anima a los Estados miembros a combinar los mensajes de texto contrarios al consumo de tabaco con imágenes impactantes como fotografías de tumores, imágenes para comparar un pulmón sano de uno infestado por el tabaco o del pudrimiento de los dientes por el consumo.

Los propios ciudadanos también coinciden en la eficacia de acompañar los mensajes para advertir de los riesgos del tabaco con imágenes: el 55% de los ciudadanos europeos cree que incluir fotografías a color en los paquetes de tabaco y en los anuncios publicitarios refuerza la eficacia del mensaje, de acuerdo con el Eurobarómetro.

Sin embargo, sólo tres países comunitarios -Bélgica, Reino Unido y Rumanía- han introducido imágenes de este tipo en sus campañas y en los paquetes de tabaco hasta la fecha, aunque España, Francia, Hungría, Irlanda, Malta y Polonia también tienen intención de incorporarlas en un futuro próximo, mientras que Letonia prevé hacerlo en marzo de 2010.

En el caso de España, el 20% de la población considera "muy eficaz" emplear este tipo de imágenes (la media comunitaria), el 43% cree que tiene "algo de eficacia", frente al 13 y 18% que, respectivamente, consideran que el uso de estas imágenes "no son muy eficaces" o "no tienen ninguna eficacia" para animarles a dejar el consumo.

Ya somos 191.049