La OMS confirma que la nueva gripe ha alcanzado el nivel de pandemia

Margaret Chan asegura que por ahora la pandemia no es grave pero que sus características pueden cambiar con el tiempo.

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, confirmó este jueves que la expansión de la gripe A (H1N1) o nueva gripe ha llevado al organismo a declarar el nivel seis de alerta, el más alto, que indica que se está produciendo una pandemia, siendo ésta la primera que ocurre desde 1968.

"Esto significa que el mundo está entrando en los primeros días de la primera pandemia de gripe del siglo XXI", declaró Chan en una rueda de prensa en Ginebra, en la que explicó que el nivel 6 no hace referencia a la gravedad de la pandemia sino a su expansión geográfica. Al contrario, la OMS ha comprobado que por ahora la pandemia es moderada, añadió.

Asimismo, Chan reiteró lo que ya ha dicho en repetidas ocasiones la OMS: que no recomienda el cierre de fronteras y que tampoco se debería limitar la libertad de movimiento de las personas, los bienes y los servicios.

Según el balance de esta agencia de la ONU difundido el 11 de junio a las 16.00 horas, ya hay 28.774 casos de gripe A (H1N1) -144 mortales- en un total de 74 países. La mayoría de las personas infectadas por el virus se encuentran en Estados Unidos (más de 13.000) y México (más de 6.000).

Pero "esto es sólo una parte del panorama", advirtió Chan, que agregó que, mientras los países que han informado de más casos de nueva gripe son aquellos que cuentan con un buen sistema de supervisión y unos procedimientos de prueba eficaces, la expansión de la enfermedad en otras naciones no se puede verificar de forma fiable y, por lo tanto, es "inevitable" que el virus siga pasando de una persona a otra y de un país a otro.

Se cumplen las condiciones de una pandemia

Chan explicó que, una vez analizadas las pruebas disponibles y las evaluaciones de los expertos, la OMS ha concluido que "se cumplen los criterios científicos de una pandemia de gripe". "Por ello, he decidido elevar el nivel de alerta de la gripe de la fase cinco a la seis", dijo.

"Nunca antes una pandemia se había detectado tan pronto o controlado tan de cerca, en tiempo real, justo desde el principio. Ahora el mundo puede recoger los beneficios de sus inversiones de los últimos cinco años en prepararse para a una pandemia", destacó.

Sin embargo, Chan avisó de que la situación actual "puede cambiar muy rápidamente". "El virus dicta las normas, y éste, como todos los virus de la gripe, puede cambiar las normas sin ton ni son, en cualquier momento", afirmó.

Una de las características de las pandemias es que se extienden rápidamente por todo el mundo y, según Chan, el siglo pasado este proceso tardaba entre seis y nueve meses. Los primeros casos de gripe A (H1N1) se detectaron a finales del pasado abril en México.

Chan recomendó a los países a los que aún no ha llegado la enfermedad que se preparen para hallar nuevos casos; a los que ya tienen casos, para un aumento de los mismos; y a los que han alcanzado altos niveles, para una segunda ola de infecciones.

Casos leves

La directora general de la OMS pronosticó que, al principio, la pandemia seguramente no será grave, si bien esto puede variar de un país a otro. "La mayoría de los pacientes están experimentando síntomas leves y se recuperan rápida y totalmente, a menudo sin haber sido sometidos a tratamiento médico", aseveró.

En cuanto a la cifra de víctimas mortales del virus (144), Chan consideró que es "baja" y añadió que la OMS no prevé "un salto repentino y drástico en el número de infecciones graves o mortales".

"Muchos -si no todos- los casos graves se han dado en personas con dolencias crónicas" como enfermedades respiratorias, problemas cardiovasculares, diabetes, desórdenes en el sistema inmunitario y obesidad, enumeró.

Aun así, incidió en el hecho de que entre un tercio y la mitad de los casos graves o mortales se han dado en personas jóvenes y sanas y en personas de entre 30 y 50 años. "Y, sin duda, las mujeres embarazadas tienen un alto riesgo de complicaciones", agregó.

Países en vías de desarrollo

Margaret Chan dedicó especial atención a la situación de los países en vías de desarrollo frente a la expansión de la nueva gripe. "No sabemos cómo se va a comportar este virus en las condiciones típicas del mundo en vías de desarrollo ya que, hasta ahora, la inmensa mayoría de los casos se han detectado e investigado en países comparativamente más ricos", admitió.

En este sentido, recordó que más del 99% de las mujeres que mueren durante el embarazo o el parto -un dato que revela una atención médica deficiente en este ámbito- se producen en los países en vías de desarrollo. Asimismo, el 85% de las enfermedades crónicas se concentran en países con un nivel de ingresos medio y bajo.

Por último, Chan aseguró que la OMS va a comenzar a distribuir otros 5,65 millones de dosis de Tamiflu, el antiviral de la farmacéutica suiza Roche, de forma gratuita. Previamente había donado otros cinco millones.

Aparte, afirmó que "pronto" concluirá la producción de vacunas para la gripe común estacional y que se garantizará que en los próximos meses exista "el mayor suministro posible de vacunas para la pandemia".

Casi 30.000 casos

El 11 de junio eran ya 28.774 los casos de gripe A (H1N1) confirmados en 74 países. La mayoría se concentran en el continente americano: Estados Unidos (más de 13.000), México (más de 6.000), Canadá (casi 2.500) y Chile (casi 1.700), siendo este país uno de los que han sufrido una expansión más rápida del virus.

Australia, con más de 1.300 personas contagiadas, Reino Unido, con más de 800, y Japón, con más de 500, son los siguientes en la lista. España se ha ido quedando atrás pese a ser el primer el país europeo al que llegó la enfermedad, contando ahora, según la OMS, con 357 casos.

Ya somos 191.226