FACUA considera insolidarias las subidas en los impuestos indirectos de las gasolinas aprobadas por el Gobierno

Critica que como ya hizo el PP durante sus gobiernos, con estas medidas el PSOE perjudica especialmente a las familias de rentas más bajas.

FACUA-Consumidores en Acción considera insolidario e injusto que el Gobierno vuelva a suplir con subidas en impuestos indirectos sobre las gasolinas la disminución de fondos que han experimentado las arcas del Estado como consecuencia de la aplicación de distintas medidas para paliar la crisis económica.

FACUA critica que el Gobierno del PSOE, como ya ocurrió anteriormente con los PP, perjudica especialmente a las familias de rentas más bajas al incrementar impuestos indirectos.

Y ello después de haber aplicado bajadas en el IRPF, beneficiando especialmente a las economías más pudientes, y de aprobar distintas medidas de ayuda para las familias que han afectado por igual a todo tipo de rentas, en lugar de dirigirlas a las menos favorecidas económicamente.

Además, considera contradictorio que el Gobierno anuncie que la medida pretende una economía "más sostenible" cuando su discurso en tiempos de crisis está enfocado a fomentar que los ciudadanos consuman y precisamente acaba de aprobar un plan, el 2000E, dirigido a aumentar la venta de vehículos.

FACUA lamenta asimismo que la subida en la fiscalidad de las gasolinas se anuncie justo cuando sus precios acaban de alcanzar máximos anuales.

El Consejo de Ministros aprobó este viernes un incremento de las tasas que se aplican en los combustibles de 2,9 céntimos por litro en los carburantes que no sean de uso profesional.

También en el tabaco se produce un aumento del tipo impositivo específico, que pasa de 8,2 a 10,2 euros por 1.000 cigarrillos y del impuesto mínimo, que sube 21,3 euros hasta los 91,3 euros por 1.000 cigarrillos. Así, las cajetillas que antes se vendían por 2,65 euros pasan a costar 2,84 y las que se vendían por 3,10 euros cuestan ahora 3,29.

Ya somos 198.333