Casi el 50% de las balanzas de Lima estarían robando peso

Los consumidores pierden más de 268 millones de soles al año con este fraude.

Según una investigación realizada por la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios – Aspec, en abril de 2009, el 49,32% de balanzas de Lima no cumplen con las especificaciones de peso y están afectando directamente a la economía de todos los consumidores.

El estudio se ha realizado en los distritos de Ate, Barranco, Callao, Comas, La Victoria, Magdalena, San Borja, Santa Anita, Surco y Surquillo, con el apoyo de las respectivas municipalidades.

Para el estudio se tomó una muestra de 146 balanzas, de las cuales el 49,32% estaban mal calibradas y pesaban entre 12,5 y 300 gramos de menos por kilo. “Así, un consumidor al que se le ofertaba un kilo de fruta a 2,00 soles en realidad terminaba pagando en algunos casos 2,50 soles, convirtiéndose esto en un robo escandaloso a vista y paciencia de todos”, señaló Jaime Delgado, presidente de Aspec.

Según Delgado, “debido a esta maniobra, los consumidores estamos perdiendo más de 268 millones de soles al año. Si un comerciante en su puesto de mercado vende 1 kilo de patatas a 2,00 soles y su balanza “roba” 50 gramos por kilo, esto representaría 0,10 centavos de nuevo sol, que multiplicados por 50 kilos, el promedio de venta al día, tenemos que el comerciante obtiene 5,00 soles diarios por el robo de tan sólo 50 gramos en su balanza”.

“Esta cifra, multiplicada por 49.000 balanzas que darían pesos incorrectos (49,32% de los 100.000 puestos de mercados y bodegas que existen en Lima y Callao) tenemos que los comerciantes obtendrían ilegalmente 265,000 soles por día; que al año resultaría la suma de 89 millones, 425.000 nuevos soles. Si queremos ir más allá, y multiplicamos esta cifra por tres para representar el ámbito nacional, tenemos la astronómica suma de 268.275,000 soles que los comerciantes obtendrían por el robo de tan sólo 50 gramos por cada kilo de producto que venden”, refirió Delgado.

El titular de Aspec señaló que “las balanzas que presentan mayores niveles de inexactitud son las conocidas como las de reloj y las romanas, siendo las más precisas las balanzas digitales. Muchas de las balanzas analizadas presentan variaciones escandalosas porque han sido manipuladas, sin que los consumidores puedan percatarse del hecho”.

Para llevar adelante este estudio, Aspec utilizó un procedimiento técnico normalizado y con pesas calibradas que cuentan con un certificado oficial emitido por el Servicio Nacional de Metrología del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual de Perú, Indecopi.

Ante tal situación, la Asociación ha iniciado una campaña denominada “Consuma Exactitud” y se instalará en las próximas semanas en diversos mercados con una balanza patrón para ayudar al público a comprobar si el peso que le dan es correcto. Adicionalmente, la Aspec ha puesto a disposición de sus asociados unas pesas personales calibradas de 100 gramos cada una que permitirá a los consumidores comprobar si las balanzas de los establecimientos están correctas.

Ya somos 191.347