Unos 19.000 conductores han sido detenidos en el último año por triplicar la tasa máxima de alcohol

La mayoría de ellos superan los 30 años, mientras que ocho de cada diez jóvenes menores de 25 años ceden el coche cuando beben.

Unos 19.000 conductores han sido detenidos en los últimos doce meses por superar la tasa considerada como delito en el Código Penal, 0,60 mlgr/l en aire, casi el triple del máximo permitido, que es de 0,25 mlgr/l, según anunció el miércoles el director general de Tráfico, Pere Navarro.

Así, Navarro afirmó que la cifra de conductores detenidos por delitos de alcohol es "una barbaridad" y se mostró convencido de que los españoles todavía "no son conscientes de lo que es una condena penal" en materia de tráfico y las repercusiones que puede tener para la persona que es condenada.

En este sentido, indicó que "el tema del alcohol" es un "problema cultural" que "no está resuelto" en España, y señaló que, aunque el mensaje de la seguridad vial "va calando" en los jóvenes, "más allá de 35 años se sigue teniendo un problema" con el alcohol y la conducción.

Por su parte, el director ejecutivo de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), Jaime Gil Robles, afirmó que los jóvenes son más "permeables" a los mensajes de seguridad vial. En este sentido, explicó que si en 2004 el porcentaje de conductores de entre 18 y 25 años que no conducían si habían bebido era del 51%, en 2008, ese porcentaje fue del 79%, según encuestas realizadas por la federación.

Por ello, Gil Robles opinó que "la inmensa mayoría de la gente joven es responsable en contra de la imagen que a veces se tiene de ella". De hecho, la encuesta realizada por FEBE en 2008 recoge que el 47% de los jóvenes cuando se va a montar a un coche con un conductor que ha bebido intenta convencerle de que no conduzca y si no lo consigue, se baja del coche y un 11% se desmonta directamente.

No obstante, otro 33% de jóvenes afirma que en estas situaciones, aunque intenta disuadir al conductor de llevar el coche si ha bebido, en caso de que no consiga disuadirle, se monta al coche y un 9% se monta directamente sin quejarse.

Preguntados por la razón por la que conducen a pesar de haber bebido, los jóvenes de entre 18 y 25 años afirman que porque controlan (19%), porque se lo pasan bien (10%) o les gusta (23%) o porque beben muy poco (7%). Para Gil Robles, este tipo de respuestas demuestran que en españa todavía no existe la consciencia de que "una sola cerveza ya lleva al riesgo".

Según indicó Navarro, en 2009 ya se han practicado cinco millones de controles de alcoholemia para evitar la "sensación de impunidad", y recordó que, en 2008, en este tipo de controles dieron positivos 1,9% de los conductores a los que se les realizó.

FEBE realizó acciones de concienciación para fomentar la figura del conductor alternativo en nueve localidades españolas diferentes a un total de 2.800 jóvenes, de los que el 98% no bebieron en toda la noche. De los que participaron en estas actividades, el 75% se mostraron a favor de poner en práctica la solución del conductor alternativo.

En 2009, la federación desarrollará diez acciones en Jerez Cádiz, Almería, Granada, Málaga, Girona, Lleida, Santiago de Compostela, Alcobendas y Alcorcón, en las que no sólo se buscará fomentar la figura del conductor alternativo sino también "el consumo responsable" de alcohol en los acompañantes.

Ya somos 191.226