El IPC armonizado eleva su caída una décima en junio y sitúa su tasa anual en el -1%

Son ya cuatro los meses en los que este indicador registra tasas negativas.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en España aumentó una décima su caída en junio y situó su tasa interanual en el -1%, con lo que ya son cuatro los meses en los que este indicador registra tasas negativas, según el indicador adelantado elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, el IPCA entró por primera vez en negativo el pasado mes de marzo. En toda la serie histórica de este indicador, que arranca en enero de 1997, no se había registrado nunca una tasa negativa.

La tasa anual del IPC armonizado suele coincidir -apenas varía en alguna décima- con la del IPC general, cuya evolución del mes de junio se publicará el próximo 10 de julio.

De situarse el IPC general en el -1%, la inflación interanual española ahondaría ligeramente su crecimiento negativo, ya que en mayo registró una tasa del -0,9%.

En marzo la inflación española entró por primera vez en negativo, pues desde 1961, año en el que se inicia la serie, nunca se había experimentado una tasa negativa de crecimiento de los precios.

No obstante, el Gobierno sigue descartando la entrada en deflación (dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, según la definición del Fondo Monetario Internacional, FMI), opinión que también comparte el Banco de España y organismos como la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas).

La institución gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez cree que los riesgos de deflación en España, entendida como una caída generalizada y prolongada de los precios, son "remotos", puesto que sólo el efecto estadístico por el abaratamiento del crudo en la segunda mitad de 2008 presionará al alza el IPC hasta tasas positivas en los últimos meses del año.

Por su parte, Funcas prevé que la inflación registre tasas negativas hasta octubre, con lo que acumularía ocho meses de crecimiento negativo. No obstante, la Fundación de las Cajas considera que no se puede hablar de deflación mientras el núcleo inflacionista, que excluye los productos energéticos y los alimentos, se mantenga en positivo.

En este sentido, Funcas estima que el IPC subyacente, que es la tasa que más fielmente refleja las tendencias inflacionistas de la economía, se mantendrá en positivo en lo que resta de año, aunque por debajo del 1%.

Desde julio de 2008, cuando tocó un techo del 5,3%, el IPCA ha descendido más de seis puntos, coincidiendo con la tendencia a la baja del precio del petróleo y con el abaratamiento de algunos alimentos. Hace un año, en junio de 2008, la tasa interanual del IPCA estaba en el 5,1%.

El dato definitivo, el 10 de julio

El IPC armonizado, que sirve después a Eurostat para incorporarlo al cálculo del índice de inflación en la Unión Europea, proporciona un avance de cómo evolucionaron los precios en España durante el mes de junio.

Su publicación responde a la política de Eurostat y del Banco Central Europeo (BCE) de ofrecer datos equiparables en tiempo y calidad a los producidos en Estados Unidos.

El indicador adelantado se calcula utilizando el mismo procedimiento que el empleado para el Índice de Precios de Consumo Armonizado, pero utilizando diversos métodos de modelización estadística para estimar la información de la que aún no se dispone en el momento de su publicación.

El INE recordó que la información que proporciona el indicador adelantado es únicamente orientativa, por lo que no tiene que coincidir necesariamente con el dato definitivo, que se dará a conocer el próximo 10 de julio.

Ya somos 203.743