Bruselas advierte sobre la necesidad de protegerse frente al sol durante el verano

Recomienda el uso de cremas solares cuyo etiquetado incluya el sello 'UVA'.

La Comisión Europea alertó este miércoles a los consumidores europeos de la necesidad de protegerse adecuadamente antes de exponerse al sol durante este verano y recomendó que se utilicen cremas solares cuyo etiquetado incluya el sello UVA, porque aquellos que solo protegen de los rayos UVB -responsables de las quemaduras en la piel- pueden dar una "falsa sensación de seguridad".

También advirtió del carácter "engañoso" de expresiones como protección total o bloqueador solar porque "no hay producto solar que proteja completamente frente a la radiación ultravioleta".

La comisaria de Protección del Consumidor, Meglena Kuneva, quiso enviar este martes un "claro mensaje" a los consumidores para que sean conscientes de que el uso de productos de protección solar "no es más que una de las medidas necesarias" para una protección eficaz, a la que deben acompañar otras.

Por ello, pidió a los europeos que "busquen" aquellas cremas que incorporen las nuevas etiquetas, de modo que puedan decidir "con conocimiento de causa" cuál es el producto que quieren consumir.

Con motivo de la llegada del verano, Bruselas recordó una serie de recomendaciones para evitar riesgos por una excesiva exposición al sol como son quemaduras cutáneas, envejecimiento prematuro o cáncer de piel.

Según la asociación europea de la industria cosmética, el 95% de los productos de protección solar comercializados en la UE cuentan ya con el sello UVA, que está siendo introducido por la propia industria tras una recomendación de Bruselas en 2006. El logo indica la protección cuantificada mínima contra la radiación UVA que ofrece el producto y que se incrementa paralelamente al incremento del factor de protección solar (SPF).

En lo que se refiere al nivel exigido de protección UVA para los productos de protección solar (una ratio mínima de 1:3 de protección UVA con respecto a la protección UVB), el 96 % de los artículos cumplen lo dispuesto en la Recomendación de la UE.

El Ejecutivo comunitario también recomienda que su utilicen descriptores sencillos como protección baja, media, alta y muy alta junto a los indicadores tradicionales sobre el factor de protección solar.

Otras medidas de precaución

Además de los productos solares, Bruselas insistió en una serie de medidas paralelas para protegerse contra el sol como, por ejemplo, limitando el tiempo de exposición y evitar las horas "críticas", de 11:00 a 15:00 horas.

Si no es posible refugiarse en una sombra, la Comisión recomienda soluciones alternativas como el uso de prendas que protejan bien del sol. "Los sombreros y las gafas de sol pueden ofrecer una protección adicional. Y hay que evitar la exposición directa al sol de los bebés y los niños de corta edad", dice Bruselas en un comunicado.

Finalmente, explica que no sólo es necesario aplicarse productos que protejan tanto de la radiación UVB como de la UVA, sino que deben administrarse en cantidades suficientes y repetir su aplicación después del baño o de secarse con una toalla.

Para alcanzar la protección señalada en el etiquetado hay que aplicar unos 36 gramos de crema solar, el equivalente a seis cucharadas de café, para el cuerpo de un adulto.

Sin embargo, los consumidores suelen utilizar "aproximadamente la mitad de esa cantidad", según la Comisión.

Ya somos 198.214