La Junta de Andalucía impone al presidente de UCA-UCE como miembro del CES en contra del acuerdo democrático de las federaciones de consumidores

FACUA Andalucía y Al-Andalus llevarán el caso a los tribunales ya que la Ley que regula el Consejo Económico y Social establece que son las federaciones quienes deben elegir, democráticamente, a sus representantes.

La Junta de Andalucía ha usurpado el derecho de las federaciones de consumidores a elegir a sus representantes en el Consejo Económico y Social (CES) de Andalucía para imponer como titular al presidente de la Unión de Consumidores de Andalucía-UCA/UCE, Juan Moreno Rodríguez, organización vinculada al PSOE. Una decisión adoptada en contra del acuerdo democrático alcanzado por las federaciones de consumidores sobre la base del derecho que les atribuye la Ley 5/1997, de 26 noviembre, que regula el funcionamiento del máximo órgano consultivo de la Comunidad Autónoma.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía-FACUA y la Federación Andaluza de Consumidores y Amas de Casa, Al-Andalus, llevarán el caso a los tribunales ya que la Ley que regula el CES establece que son las federaciones de consumidores miembros del Consejo Andaluz de Consumo quienes tienen la potestad de elegir, democráticamente, a sus representantes en el Consejo Económico y Social.

FACUA Andalucía y Al-Andalus consideran de extrema gravedad la decisión adoptada ayer por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, cuyo objetivo no es otro que inferir en las decisiones de los representantes de los consumidores en el CES colocando al presidente de la asociación de consumidores paragubernamental y eliminando a uno de los miembros que han mantenido una posición crítica con las políticas de Consumo del Ejecutivo andaluz, Francisco Sánchez Legrán, presidente de FACUA Andalucía, y Mª Angeles Rebollo Sanz, secretaria general de Al-Andalus, quien deja de ser titular del Consejo.

La actuación de la Junta de Andalucía, advierten FACUA Andalucía y Al-Andalus, elimina las garantías de que las opiniones de los representantes de los consumidores en el CES respondan realmente a los intereses de los ciudadanos y no a los del Gobierno. Se trata de un nuevo paso en la política intervencionista de la Administración en materia de Consumo, que ahora tampoco admite que sean las federaciones de consumidores quienes elijan a sus propios representantes en un órgano de la envergadura del CES con la excusa de la falta de una unanimidad deseable pero difícilmente alcanzable y que lo será aún más en el futuro cuando en vez de tres sean más las organizaciones de consumidores existentes en Andalucía.

En los últimos meses la consejería de Gobernación, responsable de las políticas de Consumo, y la de Empleo y Desarrollo Tecnológico, a la que está adscrita el CES de Andalucía, han presionado a las federaciones de consumidores para que eligiesen a sus representantes en el Consejo por unanimidad o, lo que es lo mismo, que aceptasen la imposición de designar a Juan Moreno Rodríguez como titular. Las consejerías se negaban a aceptar la decisión democrática adoptada el pasado mayo por las federaciones, que por mayoría de dos votos a favor y uno en contra eligieron a Sánchez Legrán y Rebollo Sanz como miembros titulares del CES.

Al no lograr esta particular interpretación del ejercicio de la democracia, el titular de Empleo y Desarrollo Tecnológico, José Antonio Viera Chacón, comunicó a las federaciones de consumidores una resolución fechada el 7 de octubre en la que indicaba que la designación de sus representantes en el CES correría a cargo de su Consejería y que se realizaría mediante turnos rotatorios. FACUA Andalucía y Al-Andalus presentaron sendos recursos de reposición dado que con ello se vulneraría la Ley del CES, pero el Consejo de Gobierno ha tomado su decisión antes del plazo para contestar a los mismos.

Ya somos 190.777