La CNE abre expediente informativo para investigar el alcance de las irregularidades denunciadas por FACUA

Pequeñas distribuidoras eléctricas han trasladado a cientos de miles de clientes a compañías del mercado libre. Las que aplican la tarifa fijada por el Gobierno se han negado a acoger a los usuarios que intentaron evitarlo.

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha abierto un expediente informativo para analizar el alcance de las irregularidades en el sector eléctrico que viene denunciando FACUA-Consumidores en Acción desde comienzos de junio.

Se trata del traspaso de cientos de miles de usuarios a comercializadoras del mercado libre en lugar de a las que operan con la Tarifa de Último Recurso (TUR) y el bono social fijados por el Gobierno.

Las prácticas han sido llevadas a cabo por pequeñas distribuidoras que han negociado el traslado de sus clientes a comercializadoras de las grandes compañías eléctricas o han creado las suyas propias para mantenerlos.

A ello se ha unido, durante el mes de junio, la negativa de las cinco comercializadoras de último recurso (CUR) -las que aplican la TUR- a aceptar clientes procedentes de otras compañías, por lo que ni siquiera quienes conocen sus derechos han podido evitar ser traspasados a comercializadoras que no aplicarán la TUR ni el bono social.

La CNE, a la que FACUA dio traslado el 8 de junio de los traspasos irregulares de usuarios que iban a producirse, ha advertido que "no resulta admisible la cesión de clientes con derecho a acogerse al suministro de último recurso a comercializadores que no reúnan la condición de CUR [Comercializador de Último Recurso]".

Además de señalar que estas prácticas son contrarias al Real Decreto que regula la puesta en marcha del suministro de último recurso, la Comisión indica que la negativa de las CUR a acoger clientes vulnera la Directiva 2003/54/CE, de 26 de junio, sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad.

Con anterioridad a la apertura del expediente informativo y coincidiendo con los argumentos esgrimidos por FACUA, la CNE señaló en un informe, fechado el 18 de julio, que las prácticas denunciadas suponen un trato "discriminatorio" que "genera indefensión", por lo que instó al Ministerio de Industria, Turismo y Comerio a que tomase medidas al respecto.

FACUA denuncia nuevamente la pasividad de Industria ante estas graves irregularidades que afectan a cientos de miles de usuarios y que puso en su conocimiento el pasado 4 de junio sin que haya recibido respuesta todavía.

La asociación también ha denunciado la situación ante el Ministerio de Sanidad y Política Social y las autoridades de Consumo de las comunidades autónomas.

Ya somos 192.679