Detenida una mujer por practicar medicina estética sin titulación en casas y peluquerías

Los tratamientos consistían en inyectar silicona líquida y ácido hialurónico en pómulos, labios y otras partes del rostro.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer de 43 años que realizaba intervenciones de medicina estética sin ningún tipo de titulación y autorización y en casas particulares, peluquerías y centros de estética, según informó este domingo la Dirección General de Policía y de la Guardia Civil.

Los tratamientos consistían en inyectar silicona líquida y ácido hialurónico en pómulos, labios y otras partes del rostro, y los llevaba a cabo en domicilios particulares, peluquerías y centros de estética en diferentes lugares de España.

Además han sido arrestadas dos personas más, una por facilitar anestesia que previamente había sustraído en un hospital de Madrid donde trabaja como auxiliar de enfermería en urgencias pediátricas, y la segunda por realizar labores de intermediación y captación de clientes.

La investigación se inició a principios del pasado mes de mayo, cuando los agentes recibieron informaciones sobre una mujer que presuntamente se dedicaba a realizar tratamientos de estética en peluquerías, centros de estética y domicilios, careciendo de titulación y autorización.

Tras las primeras averiguaciones, se comprobó que los procedimientos aplicados consistían en inyectar silicona líquida o ácido hialurónico en diferentes partes del rostro, y que estas técnicas requerían del uso de anestesia. Se supo también que la persona encargada de administrarlas carecía de titulación médica y de autorización.

Posteriormente los agentes descubrieron que en un piso de la localidad de Alcobendas, la investigada iba a realizar tratamientos de estética a varias mujeres. Se averiguó también que la anestesia que pretendía utilizar en las intervenciones procedía de un centro hospitalario de Madrid de donde, al parecer, era sustraída por una auxiliar de enfermería de urgencias pediátricas que fue identificada.

Además, se localizó a una tercera persona que actuaba como mediadora entre ambas y como captadora de clientes. Tras comprobar estas informaciones, las tres implicadas fueron detenidas.

Intervenidos productos caducados

En los registros practicados se han intervenido envases con silicona líquida, viales de lidocaína y mepivacaína (empleados como anestésicos locales) y una importante cantidad de sustancias usadas en tratamientos anticelulíticos. Hay que destacar que gran parte de los productos intervenidos por los agentes, incluidos los anestésicos, estaban caducados.

Este tipo de tratamientos deben ser realizados por un médico y requieren además de autorización por parte del organismo competente de la comunidad autónoma donde se lleven a cabo. Es necesario también que se presten en lugares idóneos para garantizar la salud de los pacientes.

La operación ha sido realizada por el Grupo de Consumo y Medio Ambiente de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría General de Policía Judicial.

Ya somos 204.115