FACUA muestra su indignación

Movistar, Vodafone y Orange vuelven a ser exculpadas de vulnerar la Ley de Defensa de la Competencia

El expediente sancionador abierto por la subida de marzo de 2007 se queda en nada, como ya ocurrió con el que se produjo por la denuncia de FACUA por los precios de los SMS.

FACUA-Consumidores en Acción muestra su indignación ante la resolución del Consejo de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) por la que afirma que Movistar, Vodafone y Orange no vulneraron la legislación al aplicar una idéntica subida de tarifas en el establecimiento de llamada -un 25% para continuar aplicando el mismo precio- cuando eliminaron los redondeos al alza en marzo de 2007.

FACUA lamenta que una vez más, los consumidores son víctimas de un supuesto mercado libre en manos de un oligopolio que tiene carta blanca para aplicar precios excesivos e idénticos sin que el Gobierno ponga interés en proteger los intereses de la parte más débil del mercado.

La CNC ha vuelto a exculpar a Movistar, Vodafone y Orange de prácticas contrarias a la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia.

En su resolución por el expediente incoado a las compañías de móvil -que en octubre de 2007 tomó el carácter de sancionador-, finalmente el Consejo de la CNC "considera que no ha resultado acreditada la existencia de prácticas prohibidas".

FACUA presentó una denuncia contra las operadoras el 31 de enero de 2007, a la que después se sumaron las de otras organizaciones de consumidores. La subida de tarifas fue fruto de la eliminación de los redondeos al alza en la facturación, uno de los éxitos históricos de FACUA, que venía denunciando el cobro de tiempo de conversación no consumido desde noviembre de 2003.

La asociación también había denunciado a Movistar, Vodafone y Orange ante Competencia en febrero de 2004, en esa ocasión por aplicar las mismas tarifas para los SMS nacionales (15 céntimos más IVA) e internacionales (60 céntimos, siempre más IVA) así como los MMS dentro de España (60 céntimos).

En los dos casos, Competencia decidió abrir un expediente sancionador a las compañías (el de los mensajes en septiembre de 2004 y el del establecimiento de llamada en octubre de 2007). Y como ocurrió con el primero, la resolución final por el expediente abierto hace dos años entiende que no hay ninguna práctica ilegal en las conductas denunciadas.

La decisión final del Consejo de la CNC indica que "no se ha podido demostrar que Telefónica anunciara sus tarifas con una antelación y unos procedimientos anormales". A lo que añade que "considera relevante, además, el hecho de que el anuncio de Telefónica hiciera que sus competidores, Vodafone y Orange, fijaran unas tarifas de establecimiento más bajas que las que tenían previstas". Argumento que dieron ambos operadores y que la CNC da por veraz.

El último informe emitido en el seno del organismo y que fue remitido a su Consejo consideraba probada la ilegalidad de las prácticas aunque proponía sancionar sólo al operador móvil de Telefónica, al considerar que Movistar anunció públicamente sus tarifas invitando a Vodafone y Orange a que las copiaran.