El IPC marca un nuevo mínimo histórico en junio, con un -1%

La tasa contrasta con la obtenida en junio de 2008 (5%), uno de los meses en los que los precios estaban disparados debido al encarecimiento del petróleo.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) subió en junio cuatro décimas respecto al mes anterior, pero bajó una décima en tasa interanual, hasta situarse en el -1%, informó el viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, la inflación interanual alcanzó en junio un nuevo mínimo histórico, tras encadenar su undécimo descenso consecutivo. En concreto, desde 1961, año en el que se inicia la serie histórica del IPC, nunca se había experimentado una tasa interanual tan negativa de crecimiento de los precios.

Esta tasa del -1%, la cuarta consecutiva en valores negativos, contrasta con la obtenida en junio de 2008 (5%), uno de los meses en los que los precios estaban disparados debido al encarecimiento del petróleo.

Con esta tasa del -1%, la inflación interanual se aleja y mucho de esos máximos cercanos al 5% que alcanzó durante el verano pasado, cuando los precios tocaron techo en el mes de julio, con un IPC del 5,3%. A partir de entonces, la inflación comenzó a descender.

En total, desde julio de 2008 hasta junio de 2009, el IPC se ha reducido más de seis puntos, aunque, de momento, el Gobierno ha descartado una situación de deflación (el FMI considera que hay deflación cuando los precios decrecen durante dos trimestres consecutivos).

Por su parte, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en junio en el 0,8%, una décima inferior a la tasa de mayo, mientras que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el -1% interanual, una décima menos que en el mes anterior.

Caída de precios en alimentos y hoteles

La caída de la inflación interanual se debió principalmente a la caída de precios en alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual se redujo un punto respecto a mayo, hasta el -1,8%, destacando el abaratamiento del pescado fresco y de las patatas y sus preparados.

También contribuyeron al descenso interanual de los precios hoteles, cafés y restaurantes, que disminuyeron su tasa anual tres décimas, hasta el 1,8%, frente al incremento que experimentaron el año pasado.

Por su parte, el aumento de los precios del tabaco derivado de la subida de impuestos aprobada por el Gobierno y en vigor desde mediados de junio elevó más de cuatro puntos, hasta el 8,3%, la tasa anual de bebidas alcohólicas y tabaco.

También registró un repunte de los precios, de tres décimas, el transporte, como consecuencia del encarecimiento de los carburantes, cuyo impuesto, el de hidrocarburos, se vio también incrementado en el junio. No obstante, el INE precisó que dentro del grupo de los carburantes destacó la reducción de los precios de los automóviles.

En tasa mensual, el IPC escaló cuatro décimas en junio de este año, frente a la subida en seis décimas que experimentó en igual mes de 2008.

El repunte mensual del IPC fue consecuencia del encarecimiento del transporte, que experimentó un tasa mensual de crecimiento de los precios del 2,2%, y de la subida de los precios de bebidas alcohólicas y tabaco en un 4,3%. También influyeron la vivienda, que registró una tasa mensual del 0,4% por el incremento del precio del gasóleo para calefacción, y el grupo de ocio y cultura, con una tasa mensual del 0,5%, resultado de la variación de los precios del viaje organizado.

El aumento del IPC en estas cuatro parcelas no pudo ser compensado por las caídas de precios en los alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,4%), y en vestido y calzado, que experimentó una tasa del -0,8%, por el comportamiento previo de los precios al inicio de las rebajas.

Combustibles

En cuanto a los grupos especiales, las mayores caídas interanuales de precios se concentraron en los bienes industriales, siendo el de los carburantes y combustibles el descenso más acusado, con un abaratamiento de sus precios del 21,3%, tasa inferior en 1,5 puntos a la de mayo (-22,9%). No obstante, en términos mensuales, los carburantes y combustibles experimentaron un repunte del 5,9%, la mayor subida de todos los grupos.

Los precios de los productos energéticos también moderaron su caída interanual en junio, con un descenso interanual del 14,2% (frente al 15,3% de mayo). Asimismo, destacaron los descensos de precios de los alimentos sin elaborar y productos energéticos (-9,1%) y los bienes industriales sin energía (-5,5%).

Entre los aumentos, sobresalen los repuntes interanuales de precios de los servicios (+2,4%) y los servicios sin alquiler de vivienda (+2,3%).

Por rúbricas, los mayores incrementos mensuales de precios en junio los registraron el tabaco (+6,1%), el transporte personal (+2,1%) y el transporte público interurbano (+1,1%), notándose de esta forma los efectos de la subida de los impuestos del tabaco y de las gasolinas aprobada por el Ejecutivo.

Por el lado de los descensos, destacaron las caídas de los precios de las patatas y sus preparados (-5,9%), los aceites y grasas (-2,1%), la ropa de mujer (-1,3%) y las frutas frescas (-1,2%).

En tasa interanual, lideró los aumentos de precios el tabaco (+11,1%), seguido del transporte público urbano (+7,2%) y la educación universitaria (+6,1%), el tabaco (+4,7%).

En el extremo opuesto, destacaron las caídas de los precios interanuales de los aceites y grasas (-15,2%), las patatas y sus preparados (-12,4%), el transporte personal (-8,6%), la leche (-8,2%) y el pescado fresco y congelado (-8,1%).

Comunidades autónomas

En junio, el IPC subió en las diecisiete comunidades autónomas en tasa mensual.

Los mayores avances se dieron en Cantabria y Castilla-La Mancha (+0,6%), seguidas de Asturias, Baleares, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Madrid y La Rioja (todas con un repunte del 0,5%); Andalucía, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia, Navarra y País Vasco (+0,4%); Aragón (+0,3%), y Canarias (+0,2%). En Melilla, los precios subieron un 0,1%, mientras que en Ceuta sin mantuvieron sin cambios respecto a mayo.

En tasa interanual, las diecisiete comunidades españolas mantuvieron tasas negativas en junio (en mayo ya todas estaban en negativo). Castilla-La Mancha fue la comunidad que lideró las caídas de precios interanuales, con una tasa del -2,1%. Le siguieron Canarias (-1,7%), Castilla y León (-1,6%) y Galicia (-1,4%).

Con una tasa del -1,3% se situaron Aragón, Asturias, Extremadura, Murcia, Navarra; Andalucía registró un -1,2%, y Cantabria y La Rioja un -1,1%.

Por debajo de la media nacional del -1% figuran Comunidad Valenciana (-0,9%), Baleares y Melilla (-0,8%), Madrid (-0,7%), Cataluña (-0,5%), y País Vasco y Ceuta (-0,3%).

Ya somos 198.334