CE insta a reforzar los controles a la importación de determinados alimentos y piensos de origen no animal

Presenta una lista en la que se incluyen los productos que deberán ser objeto de mayor control.

La Comisión Europea adoptó este viernes un reglamento en el que insta a los Estados miembros a reforzar los controles a la importación de determinados productos alimentarios y piensos de origen no animal con el objetivo de contrarrestar de manera "más eficaz" los riesgos conocidos o emergentes a estos productos por su elevado contenido en residuos químicos y de pesticidas.

El reglamento entrará en vigor a finales de enero de 2010, después de que los Estados miembros y el Parlamento Europeo ya hayan dado su visto bueno al reglamento, explicaron fuentes comunitarias.

El reglamento obligará a los Estados miembros a "reforzar los controles sobre determinadas importaciones de alimentos y piensos de origen no animal y, concretamente, a designar puntos de entrada de la mercancía en la Unión Europea para realizar los controles pertinentes. Éstos deberán cumplir una serie de "requisitos mínimos" en términos logísticos, de personal y pruebas de laboratorio.

El Ejecutivo comunitario considera que este "mecanismo de control reforzado" permitirá "controles sistemáticos" de los documentos que acompañan a las partidas de mercancía, controles físicos de las mismas, incluido mediante análisis de laboratorios. Por su parte, la frecuencia de los controles guardará relación "con el riesgo identificado" del producto o mercancía en cuestión.

Asimismo, Bruselas exigirá a los Estados miembros a compartir con el Ejecutivo comunitario "información detallada" sobre los controles que aplican y "sobre los resultados desfavorables de análisis de laboratorio" de los productos.

Lista de los productos

En su reglamento, el Ejecutivo comunitario propone por primera vez "una lista de productos que son objeto de estos controles intensificados", una lista que será revisada regularmente para tener en cuenta la actualización de toda información relativa al riesgo asociado a alimentos y piensos de origen no animal.

Bruselas incluye en dicha lista las bananas, los mangos, el melón amargo, las judías, los pimientos y berenjenas procedentes de República Dominicana por los residuos de pesticidas detectados en algunos casos.

También incluye en la lista los cacahuetes y sus productos derivados para alimentos y piensos procedentes de Argentina, Brasil, Ghana, India y Vietnam por el riesgo asociado a las aflatoxinas contenidas en ellos. Bruselas también agrega a la lista el jengibre, el chile en polvo, la cayena y el pimentón dulces procedentes de India por igual motivo, así como el arroz basmati procedentes de India y Pakistán.

Asimismo, el chile, la cúrcuma y el aceite de palma procedentes de todos los países terceros, las semillas de melón y productos derivados procedentes de Nigeria, la fruta seca de Uzbekistán, los pimientos, tomates, calabacines y peras procedentes de Turquía, así como las berenjenas y las judías procedentes de Tailandia están incluidas por los residuos de pesticidas contenidos en los mismos.

Los productos importados en la Unión Europea incluidos en la lista requieren un mayor control de acuerdo con las recomendaciones del Sistema de Alerta Rápido comunitario para Alimentos y Piensos (Rassf, por sus siglas en inglés), así como de otros organismos como la Oficina de Alimentos y Veterinaria de la UE (FVO), los propios Estados miembros y de terceros países.

Ya somos 192.678