Tras la reclamación de FACUA, Orange devuelve a un usuario casi 11.000 euros que le cobró por conexiones a Internet desde Andorra

La asociación esgrimió que el afectado no había sido informado por la compañía sobre las elevadas tarifas que aplica en 'roaming'.

Tras la reclamación de FACUA-Consumidores en Acción, el operador de telecomunicaciones Orange ha devuelto a un usuario casi 11.000 euros que le cobró por conexiones a Internet efectuadas desde Andorra.

La asociación esgrimió en su reclamación que el afectado, que tenía contratada una tarifa plana de acceso a Internet móvil, no había sido informado por la compañía sobre las elevadas tarifas de datos que aplica en roaming. El usuario no recibió información de Orange, ni contractual ni verbal, que aclarase que la tarifa plana sólo se aplica dentro de España ni cuáles son las tarifas en el extranjero.

El pasado enero, Ángel A.V., residente en la localidad barcelonesa de Masquefa, recibió una factura de Orange que incluía 10.983,94 euros en concepto de "consumo en servicio de datos/Internet" por los poco más de 7 Gigas que habían supuesto sus conexiones durante un viaje a Andorra.

Pagó para recibir un coche

FACUA ha resuelto diversas reclamaciones relacionadas con las desproporcionadas cantidades que cobran las compañías de móvil por las conexiones a Internet en roaming y la falta de información a los usuarios sobre las mismas.

Lo especialmente peculiar de ésta es que el afectado pagó la enorme cantidad facturada, ya que había ganado un coche en un sorteo de Orange y la condición para que se lo entregase era estar al corriente de sus recibos.

Ante la negativa de la compañía a cancelarle la deuda y el temor a perder el premio, el usuario abonó la totalidad de la factura y se asoció a FACUA para que actuase en defensa de sus derechos. La actuación de la asociación provocó que Orange redujese en casi un 99% la cantidad facturada.

Orange vulneró la legislación sobre consumo y telecomunicaciones

FACUA advierte que al no incluir información sobre las tarifas de roaming en su contrato ni haber remitido al usuario datos sobre éstas, el operador vulneró el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre).

Esta norma establece en su apartado 2.b que "en toda información al consumidor sobre el precio de los bienes o servicios, incluida la publicidad, se informará del precio final completo, desglosando, en su caso, el importe de los incrementos o descuentos que sean de aplicación, de los gastos que se repercutan al consumidor y usuario y de los gastos adicionales por servicios accesorios".

La compañía también incumplió el artículo 105 del Real Decreto 424/2005, de 15 de abril, por el que se aprueba el Reglamento sobre las condiciones para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas, el servicio universal y la protección de los usuarios.

En su apartado 2.e se dispone que los contratos "precisarán", como mínimo, "los precios y otras condiciones económicas de los servicios" y que "esta información comprenderá los datos relativos a los precios y tarifas que se aplican".

Tras la intervención de FACUA, Orange contestó que la reclamación "ha sido resuelta en todos sus extremos" y que "la devolución por importe de 10.831,04 euros ha sido realizada mediante transferencia bancaria". El operador redujo el importe de las conexiones a Internet en roaming a 152,90 euros, reintegrando a Ángel casi el 99% de la cuantía facturada inicialmente.

Ya somos 191.231