Los consumidores andaluces plantearon casi 17.000 consultas y reclamaciones en FACUA durante el primer semestre de 2009

Los sectores más denunciados fueron telecomunicaciones, suministro eléctrico, banca y compra de viviendas.

Los consumidores andaluces plantearon 16.788 consultas y reclamaciones en FACUA durante el primer semestre de 2009, casi el doble que en el mismo periodo del año pasado.

Las ocho asociaciones provinciales integradas en FACUA Andalucía tramitaron 2.306 reclamaciones, con un incremento del 46% con respecto a las 1.575 que se produjeron en los seis primeros meses de 2008.

Las consultas, por su parte, se elevaron a 14.482, un 108% por encima de las 6.905 que se produjeron entre enero y junio del año pasado. De ellas, 4.126 consultas fueron planteadas de forma personal en las sedes de las asociaciones provinciales, 5.332 en sus teléfonos de atención al consumidor y 5.024 a través del portal de Internet de FACUA.

Más conocida por los consumidores

Entre las causas de este gran aumento en el número de consumidores que acudieron a FACUA destacan el importante incremento de su presencia en los medios de comunicación fruto de su permanente labor reivindicativa y de denuncia de los abusos y fraudes que se producen en el mercado.

A ello se unen las irregularidades cometidas por el sector eléctrico en los primeros meses de 2009, al haber aplicado las tarifas vigentes desde enero, más caras, a energía consumida en noviembre y diciembre. También se han duplicado las consultas sobre el sector bancario y han aumentado de forma considerable las relacionadas con abusos y fraudes en telecomunicaciones.

El sector en el que los consumidores denunciaron más irregularidades fue una vez más el de las telecomunicaciones, que generó el 24,2% de las reclamaciones, seguido del suministro eléctrico (21,2%), que por primera vez en casi tres décadas ocupa uno de los primeros puestos del balance. Tras ellos, los servicios bancarios (8,4%) y la compra de viviendas (8,0%). El quinto lugar lo ocupó la Administración (5,1%).

Junto a las reclamaciones tramitadas en representación de sus socios, FACUA presentó 362 denuncias de oficio ante las administraciones competentes, fundamentalmente la Dirección General de Consumo y sus servicios provinciales, además de otros organismos de la Junta de Andalucía y los ayuntamientos.

En lo que se refiere a las consultas planteadas por los consumidores, el primer lugar lo ocuparon las compañías eléctricas, con el 28,7%. El segundo sector fue el de las telecomunicaciones, con el 19,9%. Después, los servicios bancarios (7,9%), la compra de viviendas (6,7%) y la compra y reparación de electrodomésticos y equipos electrónicos (4,7%).

Telecomunicaciones

Casi una de cada cuatro denuncias, el 24,2%, estuvo motivada por abusos y fraudes en servicios de telefonía fija y móvil y acceso a Internet. Las telecomunicaciones móviles provocan desde 2007 más reclamaciones que la telefonía fija y el acceso a Internet mediante ADSL y cable.

Entre los motivos de las reclamaciones a las compañías que ofrecen servicios de telefonía y acceso a Internet destacan las trabas para admitir las solicitudes de baja de los usuarios, la imposición irregular de penalizaciones ante la cancelación de los servicios, la publicidad engañosa, el incumplimiento de las ofertas y el cobro de servicios no contratados.

Y siguen destacando, como en 2008, las denuncias de usuarios por la facturación de llamadas no realizadas a líneas con prefijo 905. Los afectados indican haber recibido facturas con decenas, cientos e incluso miles de llamadas falsas. También crecen las reclamaciones por irregularidades en servicios de descargas de contenidos para móviles (SMS Premium).

Suministro eléctrico

El segundo sector en denuncias fue el eléctrico, con el 21,2%. Y ello debido fundamentalmente a las irregularidades que cometieron las compañías en toda España al aplicar las tarifas vigentes desde enero a energía consumida en noviembre y diciembre, cobrando millones de euros de más que varias comunidades autónomas les obligaron a devolver tras las denuncias de FACUA.

En las últimas semanas, FACUA está recibiendo numerosas consultas sobre los cambios producidos en el sector. Los usuarios han sido traspasados de forma automática a las denominadas compañías de último recurso. Éstas aplican la nueva tarifa de último recurso (TUR) fijada por el Ministerio de Industria, que ha aplicado una subida desproporcionada con el lamentable objetivo, critica FACUA, de obligar a los consumidores a contratar las tarifas ofertadas por las compañías en el mercado libre.

A fecha de hoy, la gran mayoría de usuarios domésticos todavía no tienen disponibles ofertas de las grandes compañías en el mercado libre. Y los pequeños descuentos que de momento sólo ofertan a determinados usuarios o con condiciones un par de eléctricas no compensan ni de lejos las subidas aplicadas por el Gobierno.

Servicios bancarios

La banca provocó el 8,4% de las denuncias tramitadas por las asociaciones integradas en FACUA Andalucía. Los principales motivos, irregularidades en el cobro de comisiones, especialmente las relacionadas con cuentas que se quedan en descubierto, y falta de información esencial al contratar productos financieros. Los créditos al consumo destacaron por su falta de transparencia y las excesivas comisiones aplicadas por demoras en el pago.

Ante la saturación del número de reclamaciones que está experimentando el Banco de España, FACUA ha demandado que aumente los recursos personales y técnicos para su correcta gestión y el estricto cumplimiento del plazo señalado por la normativa, algo que no se está produciendo.

Este aumento de reclamaciones, advierte FACUA, pone de manifiesto un incremento en el número de irregularidades en el sector bancario así como una falta evidente de recursos para atender a las quejas de los consumidores.

Ya somos 191.230