Considera insuficiente la fijación de precios mayoristas

FACUA pide a Bruselas que regule las tarifas de acceso a Internet en 'roaming' como ha hecho con las llamadas y los SMS

Para acabar con las facturas de miles euros que muchos usuarios se encuentran a la vuelta de sus viajes.

FACUA-Consumidores en Acción ha solicitado a la Comisión Europea que regule las tarifas de acceso a Internet en roaming, como ha hecho con las llamadas y los SMS, para acabar con las desorbitadas facturas, en muchos casos de miles de euros, que los usuarios se encuentran a la vuelta de sus viajes.

Hoy, los usuarios de móvil europeos que viajan a otro país de la UE pagan 43 céntimos más impuestos por minuto por las llamadas que realizan en roaming dentro de la Unión y 19 céntimos por minuto (siempre más impuestos) por las que reciben, mucho menos que hace unos años, cuando no existían precios máximos regulados por Bruselas.

Los SMS les cuestan 11 céntimos, menos incluso que los 15 que cobran las principales compañías españolas por los mensajes nacionales. Pero si navegan por Internet, la ausencia de una eurotarifa provoca que las compañías se aprovechen cobrando precios que dan lugar a facturas de pesadilla, advierte FACUA.

Carta a la comisaria Reding

El presidente de FACUA, Francisco Sánchez Legrán, ha remitido una carta a la comisaria de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, la luxemburguesa Viviane Reding, en la que le pone de manifiesto que "la regulación de las tarifas mayoristas [las que una compañía cobra a otra por el uso de su red] fijada en el nuevo Reglamento comunitario, 1,00 euro más impuestos por cada Mb, no da solución a este grave problema, que está provocando que cada vez más usuarios vuelvan de sus viajes al extranjero con facturas de cientos o miles de euros por haber realizado un uso convencional del acceso a Internet".

"La experiencia en mercados como el español pone de manifiesto que la regulación de los precios mayoristas, si bien es necesaria, no garantiza una bajada de los precios minoristas, sino que por el contrario suele provocar que las compañías aumenten sus márgenes de beneficio", señala en su carta el presidente de FACUA.

Las principales operadoras españolas, advierte la asociación, cobran a sus clientes hasta diez veces la tarifa mayorista fijada por la Comisión. Así, Movistar cobra hasta 10 euros más impuestos por Mb, mientras que Vodafone y Orange facturan 5 euros por Mb.

Sánchez Legrán señala que el acceso a Internet en roaming es precisamente el "servicio cuyas tarifas resultan más excesivas, y ello a pesar de que en este caso el operador del cliente no es más que un intermediario, que se limita a cobrar por un servicio prestado íntegramente por la compañía el país donde se produce la conexión".

El servicio se cortará, pero las tarifas seguirán siendo excesivas

FACUA tampoco considera suficiente la medida que entrará en vigor en julio de 2010, por la que los usuarios que naveguen por Internet en roaming sufrirán la desconexión del servicio en cuanto superen un consumo de 50 euros. "Esta regulación evitará facturas desorbitadas, pero no garantizará el derecho de los usuarios a navegar por Internet a un precio razonable", argumenta el presidente de la asociación en su misiva a Reding.

"Teniendo en cuenta el comportamiento de las compañías del sector, desde FACUA entendemos que la única vía para garantizar que los usuarios puedan disfrutar, a un precio razonable, del acceso al Internet de hoy, en el que en pocos minutos son consumidos decenas o cientos de Mb, es una regulación tarifaria en el mercado minorista similar a la emprendida en la voz y los mensajes", plantea Sánchez Legrán.

Las llamadas y los SMS deben bajar más

En su carta, el presidente de FACUA también pide a la comisaria que los SMS sigan disminuyendo su precio y que las tarifas de voz experimenten "bajadas superiores a las previstas para los próximos años". "No nos cabe ninguna duda de los beneficios que la política impulsada por su comisariado están provocando a los consumidores", plantea Sánchez Legrán a Reding, pero "los precios para las llamadas y SMS fijados por la Comisión siguen siendo elevados".

Asimismo y dadas las elevadas tarifas que aplican numerosas compañías por sus distintos servicios de roaming cuando los usuarios viajan fuera de la UE, FACUA también ha pedido a la comisaria europea que "profundice en la necesidad de impulsar medidas regulatorias, dentro de sus competencias, para garantizar precios más bajos".

Estudio sobre trece compañías de Francia, Italia, España y Reino Unido

La semana pasada, FACUA presentó un estudio en el que puso de manifiesto las despoporcionadas tarifas de acceso a Internet en roaming que aplican trece compañías de Francia, Italia, España y Reino Unido.

Los precios que las compañías aplican por defecto por cada Mb cuando se navega en roaming dentro de la UE van desde los 1,79 euros de la filial británica de T-Mobile y los 2,10 euros de la italiana 3 hasta los 11,60 euros de Movistar España (prepago) y los 9,22 de Orange Francia. Las filiales españolas de Vodafone y Orange cobran 5,80 euros por Mb.

En países no comunitarios y de otros continentes, las tarifas son generalmente mucho más elevadas. Las tres principales operadoras españolas cobran nada menos que 11,60 euros por Mb, cifra que en algunos países llega a elevarse a 17,40 euros en el caso de Vodafone.

Ya somos 203.734