Levantada la prohibición de capturar chirlas en Doñana

Se han normalizado los niveles de toxinas que las hacían perjudiciales para la salud.

La Delegación Provincial de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía en Huelva ha levantado la prohibición de capturar y comercializar chirlas que afectaba a la zona marítima de Doñana, en el área comprendida entre la empalizada de acceso al Coto (Matalascañas) y la Punta del Malandar, tras comprobar que se han normalizado los niveles de toxinas D.S.P. que afectaban a los moluscos.

Según informó la Junta en una nota, esta resolución se ha adoptado tras los resultados de los análisis que realiza de forma continua el Laboratorio de Control de Calidad de los Recursos Pesqueros de la Junta de Andalucía, ubicado en Cartaya, tanto de las aguas como de los moluscos para comprobar si contienen sustancias perjudiciales para su consumo y, por tanto, velar por la salud pública.

Por otra parte, el resto del litoral onubense, salvo la Barra del Terrón, se encuentra cerrado al marisqueo de esta especie por altos niveles de toxinas D.S.P., una sustancia perjudicial para la salud humana que generan los propios bivalvos de forma natural cuando consumen un determinado tipo de microalga.

Además, también está prohibido el marisqueo en Mazagón, en la zona comprendida entre El Picacho y la Torre del Loro; en la desembocadura del Piedras; en Punta Umbría, en la zona exterior del dique Juan Carlos I, desde el cruce de la playa de La Bota hasta la Punta del Picacho, excluida la ría de Huelva; en Matalascañas, entre la Torre del Loro y final de la playa de Matalascañas -empalizada coto-; y en la zona marítima de Doñana, excepto para la chirla. En todos los casos, se debe a altos niveles de toxinas D.S.P.

Por último, la Delegación provincial de Agricultura y Pesca recordó que el marisqueo sin licencia está prohibido y las sanciones por este incumplimiento pueden oscilar entre los 301 y los 60.000 euros para la captura tanto coquinas como otros bivalvos sin autorización.

Ya somos 198.486