Desmantelada una red de venta de fármacos, anabolizantes y esteroides

Se han aprehendido 2.500 dosis de sustancias utilizadas habitualmente en el ámbito del culturismo y entrenamiento deportivo.

La Guardia Civil, en el marco de la operación W, ha desarticulado una red de venta de diferentes sustancias anabolizantes. En la operación han sido detenidas siete personas y se han incautado 2.500 dosis de diferentes fármacos y productos de sustancias anabolizantes.

En un comunicado, la Benemérita informa de que el inicio de las investigaciones tuvo lugar en el pasado mes de abril, cuando el responsable de una farmacia de Navalcarnero denunció la compra en su establecimiento una importante de cantidad de fármacos usando recetas falsas.

Ante la complejidad de las gestiones, fueron los agentes pertenecientes al Área de Investigación los que se hicieron cargo de las pesquisas tendentes a la identificación y detención de los responsables.

La primera fase de la investigación se centró en el destino de los fármacos, utilizados habitualmente en el ámbito del culturismo y entrenamiento deportivo para acelerar el crecimiento muscular, manejando como principal hipótesis que estuvieran siendo distribuidos sin control médico o sanitario.

Tras unos días de pesquisas se logró identificar a los dos compradores de los fármacos, un matrimonio domiciliado en Ventas de la Retamosa (Toledo). Una investigación más exhaustiva permitió confirmar las sospechas iniciales: el varón desempeñaba funciones de preparador físico en un gimnasio de la localidad de Valmojado (Toledo), en el que ofrecía sus servicios como entrenador personal.

Este hombre complementaba el entrenamiento al que sometía a sus clientes con el consumo de ciertos productos que él mismo les dispensaba, cobrando por ello entre 400 y 1.200 euros.

La operación W reveló también que no sólo se dedicaba a su trabajo en el gimnasio, sino que vendía diferentes productos desde su domicilio y a personas de otras provincias, a quienes remitía los medicamentos a través de empresas de paquetería.

Sus métodos para obtener los productos eran dos: a través de recetas falsas en farmacias de localidades cercanas a la de su residencia, como las que iniciaron las investigaciones, o gracias a un suministrador portugués, que se los enviaba vía postal.

Gracias a estos datos, los agentes de la Guardia Civil pudieron determinar la implicación de otras cinco personas en toda la geografía nacional, que revendían los anabolizantes que recibían del principal investigado. Asimismo, le conseguían nuevos clientes e incluso mezclaban los productos con sustancias estupefacientes para aumentar sus efectos.

Con la pertinente autorización judicial, la Guardia Civil de Navalcarnero registró el domicilio del matrimonio, en el que hallaron aproximadamente 2.500 dosis de diferentes medicamentos, anabolizantes y hormonas.

Se ha detenido a cinco personas, todas ellas españolas. Ante la certeza de que los ahora detenidos han perpetrado sus delitos en varias localidades de la Comunidad de Madrid, Toledo y Cádiz, las investigaciones continúan su curso, no descartándose nuevas detenciones.

Ya somos 203.805