Sevillana Endesa sustituye contadores con más de treinta años sin suficiente información y lesionando los derechos de los usuarios

FACUA Andalucía demanda al consejero de Empleo y Desarrollo Tecnológico medidas para garantizar que la compañía respete los derechos de los consumidores en su campaña su renovación de unos 900.000 contadores.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía-FACUA advierte que Sevillana Endesa está sustituyendo contadores eléctricos con más de treinta años sin informar previamente a los usuarios afectados ni indicarles los derechos que les amparan, como la posibilidad de solicitar una verificación oficial para conocer si les han facturado correctamente o, por el contrario, su antigüedad ha derivado en errores en la medición del consumo. Se trata de una campaña impulsada por la Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico en cumplimiento de la Orden 1.100/2002 del Ministerio de Fomento, que regula los procedimientos de verificación de los contadores de la luz y los plazos para su renovación.

FACUA Andalucía ha dirigido una carta al consejero en funciones, José Antonio Viera Chacón, para plantearle que la citada campaña de renovación de contadores no se está ejecutando correctamente ya que carece de las garantías suficientes para los usuarios y está lesionando sus derechos básicos, por lo que considera que debe requerir a Sevillana Endesa que modifique su protocolo de actuación.

La Federación advierte que una campaña de esta naturaleza, que va a afectar a unos 900.000 usuarios en Andalucía, debería haberse acometido con la colaboración y participación de las asociaciones de consumidores, al objeto de que se llevara a cabo con la información y garantías suficientes para los usuarios.

FACUA Andalucía critica que no se ha informado con carácter previo y de forma individualizada a los usuarios afectados por el cambio del contador sobre las razones de esta medida y los derechos que les amparan, concretamente el hecho de que pueden solicitar la comprobación oficial del aparato sustituido si tuviera dudas sobre su correcto funcionamiento. Asimismo, se están sustituyendo contadores no sólo sin haber avisado previamente a los titulares del contrato de suministro, sino estando éstos ausentes del domicilio.

La Orden 1.100/2002 fue aprobada a raíz de un informe emitido en 2001 por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) a petición de tres federaciones de consumidores andaluzas, entre ellas FACUA Andalucía, y la Junta de Andalucía.

Según datos del citado informe, de los 19 millones de contadores en régimen de alquiler, se desconoce la antigüedad de más del 16,4% (más de 3,1 millones) y más de 7,4 millones (más del 39%) supera los quince años de vida sin haber sido objeto de verificación periódica. Y la CNE indica que "con carácter general, se acepta internacionalmente que superados los primeros 15 años de vida, la fiabilidad de la medida no queda garantizada sin más".

El informe de la CNE confirmaba las sospechas de las federaciones. Las compañías eléctricas españolas pueden estar facturando a los usuarios cantidades no acordes a la energía que consumen, dada la antigüedad de un parque de contadores que nunca había sido revisado por inspectores de la Administración.

Ya somos 190.846