Facturas de pesadilla, hasta 11,60 euros por Mb

Movistar cobra a clientes españoles más del triple que a los británicos por conectarse a Internet desde otros países de la UE

'Atrapados por el roaming' es el título del informe de FACUA que protagoniza la portada del último número de su revista 'Consumerismo'.

Movistar cobra a clientes españoles más del triple que a los británicos por conectarse a Internet desde otros países de la UE
Portada del número 139 de la revista 'Consumerismo'.
La compañía española Movistar llega a cobrar a una parte de sus clientes del país -los de prepago- más del triple que su filial O2 a los británicos por conectarse a Internet desde otros países de la Unión Europea (UE). La matriz francesa de Orange también trata peor a sus clientes que sus filiales en España y el Reino Unido. La británica Vodafone, en cambio, aplica una tarifa mucho menos cara a sus usuarios del Reino Unido que a los de sus compañías en España, Francia e Italia.

Atrapados por el 'roaming' es el título del informe de FACUA-Consumidores en Acción que protagoniza la portada del último número de su revista, Consumerismo.

En él, la asociación alerta de las facturas de pesadilla, de cientos o miles de euros, que pueden recibir los turistas cuando regresen de sus vacaciones en el extranjero si han navegado por Internet con sus compañías de móvil.

FACUA ha analizado las tarifas de acceso a la Red que aplican a sus clientes cuando viajan a otros países trece compañías de móvil de España, Francia, Italia y Reino Unido (ver tabla).

La asociación, que ha comenzado una campaña de reivindicaciones para que el acceso a Internet en roaming en la UE tenga un precio regulado como las llamadas y los SMS, viene tramitando un creciente número de reclamaciones de usuarios afectados por facturaciones desmesuradas.

Para lograr la anulación de las facturas o la devolución de las cantidades cobradas, FACUA argumenta que los afectados no fueron informados por sus compañías de las tarifas que les aplicarían por navegar por Internet en el extranjero. De hecho, desde el 1 de julio un Reglamento europeo obliga a las compañías a notificar los precios a sus clientes en el momento en que se conecten en cualquier país de la UE.

Entre los casos resueltos por FACUA se incluyen los de Mario R.Y. (3.928 euros), Sergio B.D. (8.016 euros), Daniele S.S. (8.329 euros), Marco Tulio C.B. (6.762 euros), Jorge H.H. (6.401 euros) y Ángel A.V. (10.831 euros).

Navegar en la UE, hasta 11,60 euros por Mb

Las operadoras incluidas en el análisis de FACUA sobre las tarifas de datos en roaming son Movistar, Vodafone y Orange en España; Orange y SFR (Vodafone) en Francia; Vodafone, Wind, Tim y 3 en Italia; y O2 (Movistar), Vodafone, Orange y T-Mobile en Reino Unido.

Los precios más caros que las compañías aplican por defecto por cada Mb cuando se navega en roaming dentro de la UE son los 11,60 euros que llega a cobrar Movistar España a sus clientes de prepago desde el primer Mb consumido, los 9,22 euros que aplica Orange Francia y los 9,01 de Vodafone Italia. En países no comunitarios y de otros continentes, las tarifas son generalmente mucho más elevadas.

El Reglamento europeo

El Reglamento (CE) 544/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo de 18 de junio (si lo descargas en .pdf con Internet móvil en roaming puede llegar a costarte más de 10 euros) ha impuesto unas tarifas máximas en el mercado mayorista de datos, por el que desde julio las compañías sólo tienen que pagar a las operadoras del país donde se preste el servicio 1,00 euro más impuestos indirectos por cada megabyte de datos transmitido. Es decir, entre cinco y diez veces menos de lo que las tres principales operadoras de España cobran a sus clientes.

Este Reglamento establece que, desde julio de 2009, cada vez que un cliente entre en un Estado miembro de la UE e inicie por primera vez un servicio de datos, su compañía está obligada a enviarle gratuitamente información básica personalizada sobre las tarifas aplicables. El Reglamento establece que esta información "se enviará al teléfono u otro dispositivo móvil el cliente itinerante, por ejemplo, mediante un mensaje SMS, por correo electrónico o abriendo una ventana emergente en su ordenador".

Por otro lado, desde julio de 2010 todas las compañías estarán obligadas a fijar por defecto, para los servicios de datos dentro de la UE, un límite máximo de facturación de 50 euros más impuestos por periodo de facturación mensual, que podrá ampliarse a petición de los usuarios. Tras superarlos, el servicio se cortará y si esto no ocurre, los usuarios podrán ejercer su derecho a no abonar las cantidades que superen ese límite.

Ya somos 191.174