FACUA Cádiz defiende la posibilidad de que el servicio de recogida de residuos urbanos en Chiclana lo realice Chiclana Natural

La Asociación ya planteó esta posibilidad en una reunión con la empresa municipal en la que participó un miembro del equipo de gobierno.

La Asociación de Consumidores en Acción de Cádiz–FACUA coincide con la demanda planteada por el comité de empresa de Urbaser sobre la posibilidad de que el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos pueda ser prestado por una empresa pública municipal, máxime cuando la propuesta es que lo haga Chiclana Natural, empresa municipal que ha demostrado sobrada solvencia y que pudiera tener recursos técnicos y humanos suficientes para asumir este reto.

En una reunión mantenida hace unos meses con la empresa Chiclana Natural y en la que estuvo presente un miembro del equipo de gobierno, FACUA Cádiz planteó la posibilidad de la prestación de este servicio por parte de la empresa, cuestión que no fue asumida por la representación municipal ni de la empresa.

La Asociación difiere de la respuesta dada por el equipo de gobierno, fundamentalmente en el argumento de que no esté demostrado que la prestación del servicio de recogida por parte de una empresa municipal disminuya los costes.

FACUA Cádiz quiere recordar que, conforme a la normativa vigente, la empresa que obtenga la concesión, percibirá una retribución que le permita amortizar durante el plazo de la concesión el costo de establecimiento del servicio, cubrir los gastos de explotación y además un margen normal de beneficio industrial, es decir una ganancia asegurada que en el caso de un contrato como el de Chiclana, puede estar en torno al 16%.

Si se toma como base que el contrato actual está licitado en 3,1 millones, según se ha publicado en prensa, el montante que la empresa obtiene limpio es de 496.000 euros, más de ochenta y dos millones y medio de las antiguas pesetas. Pero si, como también se ha publicado en prensa, el nuevo contrato se pretende licitar en 4,8 millones de euros, el beneficio de la empresa sería de 768.000 euros, cerca de ciento veintiocho millones de pesetas.

Estas importantes cantidades, sin tener en cuenta otros posibles beneficios o ahorros de costes que posiblemente la empresa concesionaria tuviera, podrían ahorrarse en nuevos contratos, o esas cantidades reinvertirlas en otras necesidades de la localidad en caso de que la gestión fuera pública.

FACUA Cádiz está dispuesta a entender el otro argumento que da la administración local, las dificultades de liquidez que pudiera tener el Ayuntamiento para afrontar los pagos de personal y de equipamientos, que finalmente le paga a Urbaser con creces, pero no que se argumente que la gestión pública incrementa los costes en detrimento del servicio porque no es cierto, y existen experiencias en la provincia de Cádiz que demuestran lo contrario.

Ya somos 198.308