Préstamos hipotecarios

FACUA pide al Gobierno que actúe contra los abusos del sector bancario que impiden repercutir las bajadas del Euríbor a las hipotecas

Los usuarios podrían pagar cientos o miles de euros menos al año si se anulasen las cláusulas que establecen en los intereses un suelo y un techo sin criterios de proporcionalidad.

FACUA pide al Gobierno que actúe contra los abusos del sector bancario que impiden repercutir las bajadas del Euríbor a las hipotecas

FACUA-Consumidores en Acción ha pedido al Gobierno que actúe contra las prácticas abusivas del sector bancario que están impidiendo que las cuotas de las hipotecas se revisen repercutiendo en su totalidad los descensos del Euríbor.

Los usuarios podrían pagar cientos o miles de euros menos al año si se anulasen las cláusulas abusivas que, para beneficiar únicamente al sector bancario, establecen de forma desproporcionada un suelo y un techo en los tipos de interés aplicables en las hipotecas.

Cláusulas que nunca mencionó la publicidad de los préstamos y de las que en muchos casos ni siquiera advirtieron a los consumidores los comerciales de las entidades financieras con las que contrataron sus préstamos.

FACUA ha denunciado las irregularidades al Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Política Social, solicitándole que "adopte las medidas necesarias encaminadas a que cese este tipo de prácticas abusivas".

La asociación demanda al INC que declare el carácter abusivo de las cláusulas denunciadas, a fin de facilitar que los usuarios logren su anulación.

La normativa del sector bancario establece que las cláusulas que establecen un suelo y un techo sólo son admisibles si se establecen conforme a derecho. FACUA argumenta que numerosos contratos hipotecarios con estas cláusulas firmados en los últimos años fijan techos muy altos, del 14 o el 15%, que las entidades financieras saben que nunca se alcanzarán, mientras que los suelos se sitúan en el 3, el 4, el 5% e incluso por encima.

Qué dice la ley

Por ello, la asociación considera que se vulnera el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre).

En su artículo 80, la citada norma establece que los contratos que utilicen cláusulas no negociadas individualmente deben cumplir el requisito de "buena fe y justo equilibrio entre los derechos y obligaciones de las partes, lo que en todo caso excluye la utilización de cláusulas abusivas".

La norma considera abusivas las cláusulas que "causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato".

Así, entre otras, son abusivas las cláusulas que limiten los derechos del usuario, determinen la falta de reciprocidad en el contrato o resulten desproporcionadas en relación con su perfeccionamiento y ejecución.

Cientos o miles de euros de más

Una hipoteca que se revise el próximo mes, con un capital pendiente de 150.000 euros y 25 años, con un tipo de interés del Euríbor más el 0,50%, supondría una cuota de 623,73 euros mensuales si tomase como referencia el Euríbor del pasado agosto (1,334%).

Sin embargo, con un suelo del 3%, la cuota resultante será de 711,32 euros al mes. Con un suelo del 4%, de 791,76 euros. Y con uno del 5%, 876,89 euros, nada menos que 3.037,92 euros más al año que si no existiese ese suelo.

La misma hipoteca pero con un capital pendiente de 240.000 euros se traduciría en una cuota mensual de 1.138,11 euros con un suelo del 3%. De 1.266,81 euros con un suelo del 4%. Y de 1.403,02 euros con uno del 5%, en este caso 4.860,60 euros más al año que si no hubiese suelo y la cuota se revisase aplicando el Euríbor de agosto, lo que supondría 997,97 euros al mes.

Ya somos 203.748