Constituido el nuevo Consejo de Consumidores y Usuarios

Con la incorporación de FACUA, cuyo presidente plantea la necesidad de articular fórmulas de unidad de acción en el movimiento de consumidores.

En un acto celebrado en el Ministerio de Sanidad y Política Social, este jueves ha quedado constituido formalmente el nuevo Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU), con la toma de posesión de sus cargos de sus miembros y la elección de su presidencia, que repite Francisca Sauquillo.

El máximo órgano estatal de representación y consulta de los consumidores a través de sus asociaciones pasa de las diez de su composición anterior a once, con la incorporación de FACUA-Consumidores en Acción.

La renovación anticipada del CCU es consecuencia de la sentencia dictada el 5 de febrero de 2008 por la Sección Cuarta de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, que declaró nulo el requisito que impidió la entrada en el anterior Consejo: tener una antigüedad de al menos cinco años en el libro de registro del entonces Ministerio de Sanidad y Consumo.

En su nueva composición, forman parte del Consejo ocho organizaciones de consumidores generalistas, dos sectoriales y una cooperativa.

"Tras la discriminación sufrida por nuestra asociación durante años, queremos mirar hacia delante y apostar claramente por el fortalecimiento del Consejo", ha señalado el presidente de FACUA y vocal titular del CCU en representación de esta asociación, Francisco Sánchez Legrán.

En el editorial del último número de su revista, Consumerismo, Sánchez Legrán, reflexiona que "la existencia de tantas organizaciones de consumidores, once que forman parte del CCU y otras más que no han reunido los requisitos necesarios para hacerlo, representa una clara fragmentación del movimiento de consumidores y un hecho que provoca nuestra debilidad ante los sectores empresariales, las administraciones públicas y los partidos políticos".

"Creemos que ha llegado el momento de que las distintas organizaciones de consumidores de ámbito estatal entendamos y asumamos la necesidad de articular fórmulas de unidad de acción, en torno a los temas que nos unan", continúa el presidente de FACUA, que plantea la necesidad de buscar "fórmulas flexibles que permitan la articulación de dos o tres bloques en los que nos agrupemos el conjunto de las organizaciones de consumidores".

"De cada una de las organizaciones de consumidores dependerá el seguir fragmentados y débiles o articular nuevas fórmulas unitarias, que permitan la aparición de dos o tres grandes bloques consumeristas de diferentes signos e ideas, que reflejen la propia realidad ideológica del movimiento de los consumidores españoles", plantea Sánchez Legrán.

Composición del nuevo CCU

Además de FACUA, las asociaciones generalistas son la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la Unión de Consumidores de España (UCE), la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Ceaccu), la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), la Asociación General de Consumidores (Asgeco), la Federación de Usuarios - Consumidores Independientes (FUCI) y la Federación Unión Nacional de Consumidores y Amas de Hogar de España (UNAE).

Las sectoriales son la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) y la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC). Y la cooperativa es la Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios (Hispacoop).

Ya somos 191.172