Los consumidores que devuelvan un producto dentro de plazo no deben pagar al vendedor por uso

Así lo dictamina una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Los consumidores que devuelvan un producto adquirido a distancia, por ejemplo a través de Internet, dentro del plazo previsto en la normativa europea para retractarse de este tipo de compras no tienen que indemnizar al vendedor por el uso de este artículo, según dictaminó este jueves el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE).

La sentencia avisa no obstante de que sí que se puede imponer el pago de una indemnización a los consumidores que hayan utilizado el artículo de manera incompatible con los principios del derecho civil, como la buena fe o el enriquecimiento.

El dictamen se refiere al caso de una ciudadana alemana, que compró a través de Internet un ordenador de segunda mano en diciembre de 2005. Ocho meses después de la compra, la usuaria detectó un defecto en la pantalla del ordenador. Como la empresa se negó a repararlo gratuitamente, la ciudadana en cuestión comunicó que rescindía el contrato de compra-venta y devolvía el ordenador. Se encontraba en plazo de hacerlo porque, de acuerdo con la legislación alemana, este plazo no empieza a correr hasta que el vendedor ha informado del derecho de rescisión y la compañía en cuestión no lo había hecho.

La usuaria reclama a la empresa los 278 euros que le costó el ordenador, mientras que la compañía exige una indemnización compensatoria por los ocho meses de uso del aparato, que asciende a 316,8 euros.

En su sentencia de este jueves, el TUE señala que la imposición de manera general de una indemnización compensatoria por la utilización de un producto adquirido a través de un contrato a distancia es incompatible con los objetivos de la normativa comunitaria de protección de los consumidores.

Si un consumidor debe pagar esta indemnización sólo por el hecho de haber tenido la posibilidad de usar el artículo en cuestión durante el tiempo que lo tuvo en su posesión, sólo podría ejercer su derecho de rescisión si paga esta indemnización. Ello privaría al usuario de la posibilidad de hacer uso libremente y sin presiones del periodo de reflexión que contempla la normativa comunitaria para poder retractarse de una compra a distancia.

Sólo en el caso de que un consumidor haya utilizado el artículo de manera incompatible con los principios del derecho civil, como la buena fe o el enriquecimiento, se podría imponer el pago de una indemnización. En este caso, el TUE dice que corresponde a la justicia alemana determinar si se cumplen estas condiciones.

Ya somos 203.592