El Gobierno establece las normas de identidad y pureza de colorantes y otros aditivos alimentarios

Se incorporan al ordenamiento jurídico español dos Directivas de la Comisión Europea sobre estos temas.

El Gobierno aprobó el pasado viernes, a propuesta de la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, dos Reales Decretos por los que se establecen las normas de identidad y pureza de los colorantes utilizados en productos alimenticios, y las de los aditivos alimentarios distintos de colorantes y edulcorantes.

Los aditivos alimentarios son sustancias o mezclas de sustancias que, sin constituir por sí mismas alimentos o poseer valor nutritivo, se agregan a alimentos, bebidas, productos alimenticios o alimentarios en cantidad mínima. Su objetivo es modificar sus características organolépticas, facilitar o mejorar su proceso de elaboración, conservación y/o uso.

Los colorantes constituyen una de las categorías de aditivos alimentarios utilizados para dar color y mejorar la presencia de los productos alimenticios.

Con el Real Decreto aprobado el viernes se incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2008/128/CE de la Comisión Europea sobre este tema, mediante la que se refunde la normativa existente, "en aras de una mayor racionalidad y claridad", según informa el Ministerio en una comunicado.

Por otra parte, el Real Decreto sobre aditivos alimentarios distintos a colorantes y edulcorantes, además de reunir en un solo texto todas las normas vigentes sobre identidad y pureza de estos aditivos, incorpora al derecho español la Directiva 2009/10/CE de la Comisión Europea. La misma tiene como principal novedad la reducción de los niveles máximos de plomo en determinados aditivos, como la cera de abejas o el óxido de calcio.

Ya somos 204.100