La CE propone reducir la burocracia en los folletos sobre valores

El objetivo también es reforzar la claridad y la seguridad jurídica y el nivel de protección de los inversores.

La Comisión Europea propuso este jueves una reforma de la norma comunitaria que regula los folletos sobre valores con el objetivo de reducir la burocracia y reforzar al mismo tiempo la claridad y la seguridad jurídica y el nivel de protección de los inversores.

La directiva en cuestión fija las normas que regulan el folleto que debe publicarse en caso de oferta pública o admisión a cotización de valores en un mercado regulado en la UE.

Introduce además un "mecanismo de pasaporte": el folleto aprobado por la autoridad competente en un Estado miembro es válido para las ofertas públicas y la admisión a cotización de valores en toda la UE.

El Ejecutivo comunitario considera que "pese al importante efecto positivo de este marco jurídico en la calidad y la adecuación de la información que se pone a disposición de los inversores", es necesario perfeccionar la norma "para aumentar la claridad y la eficiencia jurídicas del régimen del folleto y reducir las cargas administrativas".

"Estas nuevas normas responden a las necesidades de emisores e inversores y suprimen cargas innecesarias para las empresas. Incorporan las enseñanzas extraídas de la crisis financiera y garantizan que los inversores tengan toda la información que necesitan", aseguró el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy.

Entre los principales cambios propuestos destacan los siguientes. En primer lugar, algunos tipos de emisiones de valores estarán sujetos a obligaciones de información menos exhaustivas (pequeñas empresas, pequeñas entidades de crédito, emisiones de derechos y sistemas de garantía pública). También se mejora el formato y el contenido de la nota de síntesis del folleto.

Asimismo, se aclaran las exenciones de la obligación de publicar un folleto cuando las empresas venden a través de intermediarios (ventas minoristas sucesivas), así como para los sistemas de participación de los empleados. Y se eliminarán las obligaciones de información que actualmente se solapan con las contempladas en la directiva sobre la transparencia.

La reforma debe ser aprobada ahora por los Gobiernos de los 27 y por la Eurocámara.

Ya somos 203.748