La FDA alerta sobre errores en las dosis recetadas de Tamiflu en EEUU

La Agencia recomienda prescribir este medicamento en miligramos o, en caso contrario, acompañarlo con el dispensador adecuado.

La Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés) ha alertado a los médicos y a los farmacéuticos sobre posibles errores en la dosificación de Tamiflu para suspensión oral.

Según afirman desde la Agencia, los profesionales de la salud acostumbran en Estados Unidos a recetar los medicamentos líquidos en mililitros o en cucharaditas, mientras que Tamiflu se dosifica en miligramos.

Este medicamento ha sido empaquetado con un dosificador que marca sólo en 30, 45 y 60 miligramos. La FDA ha recibido notificaciones de errores donde las instrucciones de la dosis en las recetas para los pacientes no coinciden con las medidas establecidas en los dispensadores.

De esta forma, la Agencia indica que los facultativos deben calibrar las dosis en miligramos si el dispensador del medicamento utiliza esta unidad de medida.

Por otra parte, señala que los farmacéuticos deben garantizar que las unidades de medida en las instrucciones de prescripción coinciden con el dispositivo de dosificación provisto con el medicamento.

Si las instrucciones especificadas en las recetas utilizan mililitros, el dispensador que acompaña al producto debe ser sustituido por uno calibrado en esta unidad de medida.

Con respecto a las consideraciones específicas para niños mayores de un año de edad, la FDA indica que las dosis deben ser prescritas en miligramos y que los cuidadores deben usar el dispensador envasado con el medicamento, a menos que lo indique un médico.

Si el dispensador de dosis empaquetado con Tamiflu en suspensión oral se pierde o se daña, o si se indica otro basado en el volumen de dosificación, el médico y el farmacéutico deben disponer de dosificadores, como una jeringa oral calibrada en mililitros, que se facilitará al paciente o al cuidador con las correspondientes instrucciones de uso.

La Agencia ha reclamado a los facultativos que eviten recetar Tamiflu en suspensión oral en cucharaditas, ya que puede provocar una dosificación incorrecta.

Si la receta indica las dosis de esta forma, el farmacéutico debe convertir el volumen en mililitros y asegurar que se proporciona un dispositivo de medición adecuado.

Ya somos 197.878