Competencia abre expediente sancionador a varias eléctricas

Podrían haber hinchado los precios en el mercado de la generación mediante prácticas contrarias a la Ley de Defensa de la Competencia.

La Dirección de Investigación de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha incoado expediente sancionador contra varias empresas generadoras de electricidad en España.

Las compañías podrían haber hinchado los precios en el mercado de la generación, vulnerado la normativa en materia de competencia, desplazando parte de su oferta del mercado diario (donde se vende la elecricidad más barata) al llamado mercado de restricciones técnicas (donde se vende más cara).

El método consistiría en vender en el primer mercado a un precio más alto para que no encuentre demanda. Así, la electricidad sobrante va al segundo mercado, donde se van a obtener mayores ingresos.

La incoación del expediente sancionador, fechada el 1 de octubre, sigue el mandato del Consejo de la CNC en su Resolución de 28 de julio de 2008, en la que instaba a la Dirección de Investigación a investigar la participación de los agentes productores de electricidad en España en la resolución de restricciones técnicas.

Tras una investigación preliminar, la Dirección de Investigación ha concluido que existen indicios de infracción de la Ley de Defensa de la Competencia por parte de algunas de las empresas productoras consistente en el desplazamiento de su oferta del mercado diario a las restricciones técnicas, lo que podría venir apoyado por la actuación de sus empresas comercializadoras, constituyendo un abuso de posición dominante, individual o colectivo, o una conducta conscientemente paralela, de acuerdo con lo señalado por la citada Resolución del Consejo de la CNC.

En concreto, la incoación se ha realizado contra Iberdrola, Endesa, Gas Natural (incluyendo la actuación de su recientemente adquirida Unión Fenosa), Hidrocantábrico, E.On, Electrabel, Aceca, Elcogas y Nueva Generadora del Sur.

Las restricciones técnicas son situaciones que se producen por una limitación de la capacidad de la red de transporte de energía eléctrica. En esta situación, solamente determinadas centrales pueden resolver la restricción, incrementando o reduciendo su producción.

Las empresas investigadas podrían haber aprovechado de esa situación de dependencia hacia ellas para obtener unos ingresos superiores a los del mercado.

Asimismo, la Dirección de Investigación considera que la actuación de Iberdrola en el mercado mayorista de producción de energía eléctrica en el segundo semestre de 2006, que habría provocado un aumento significativo de las restricciones técnicas en España, podría constituir un abuso de posición de dominio de este operador.

La incoación no prejuzga el resultado final de la investigación formal. Se abre ahora un plazo máximo de 18 meses para la instrucción de los expedientes correspondientes y para su resolución por la Comisión Nacional de la Competencia.

Ya somos 198.058