Prohibido un anuncio de Actimel por engañoso en Reino Unido

El organismo regulador de la publicidad concluyó que no existían evidencias científicas para afirmar que el producto era beneficioso para la salud de niños en edad escolar.

La Autoridad para los Estándares Publicitarios de Reino Unido (ASA, en sus siglas en inglés) ha prohibido un anuncio televisivo de Actimel donde se afirmaba que el producto aportaba beneficios en la salud de niños y que aumentaba sus defensas naturales.

ASA afirmó que el reclamo utilizado por Danone no tenía una base científica y que resultaba engañoso.

El anuncio afirmaba que estaba "científicamente probado que Actimel ayuda a reforzar las defensas de los niños". Danone ha afirmado sentirse "muy decepcionado" por esta decisión.

El anuncio mostraba una botella de Actimel saltando sobre una cuerda con un sonido de fondo de niños jugando. Una voz en off decía que "a los niños les encanta Actimel y es bueno para ellos", justo antes de que las palabras "científicamente probado" aparecieran en la pantalla.

Un portavoz de Danone afirmó que sus reclamos científicos tenían como base numerosas evidencias, afirmando que estaban avalados por estudios clínicos que demostraban que el producto tenía efectos positivos para la salud en una amplia variedad de circunstancias, para niños y hasta en la edad adulta.

La compañía ha dicho que ocho estudios se desarrollaron en niños hasta los 16 años, dos sobre niños hospitalizados en India que sufrían de diarrea severa o estaban tomando medicación para tratar la gastritis.

ASA dictaminó que esos dos estudios no podían aplicarse a niños sanos.

Otros dos estudios fueron descartados por la edad de los niños analizados –entre 10 y 18 meses- ya que eran demasiado pequeños y los resultados no podían aplicarse a niños en edad escolar.

El organismo regulador también estableció que no se habían encontrado beneficios para la salud en niños asmáticos, y que la muestra en el estudio de niños con rinitis alérgica y diarrea era muy pequeño comparado con el grupo de control sobre el que se había comprobado que Actimel beneficiaba la salud.

Además, afirmó que los estudios en niños realizados en centros de día de Estados Unidos y Rusia reflejaban poca reducción en enfermedades relacionadas con infecciones comunes cuando tomaban Actimel si se comparaba a cuando no se tomaba.

Finalmente, ASA dictaminó que el anuncio era engañoso y vulneraba la normativa en relación con la evidencia y exactitud en publicidad sobre alimentos.

Ya somos 198.486