Campaña de la UE contra la automedicación y la dispensación en farmacias de medicamentos sin receta

España es uno de los países europeos con mayores tasas de resistencias a antibióticos y con mayores tasas de consumo de estos fármacos.

Con motivo del II Día Europeo de los Antibióticos el 18 de noviembre, la Unión Europea (UE) va a iniciar una campaña para promover "el uso racional de los antibióticos" y prevenir la automedicación o la dispensación en farmacias de estos medicamentos sin receta, una práctica prohibida por ley, pero que es un problema común en España.

En concreto, esta iniciativa, que se desarrollará simultáneamente en todos los países europeos y tendrá en Barcelona su acto principal en España, se centrará en racionalizar el uso no hospitalario de estos fármacos, donde se produce "entre el 80 y el 90%" de este consumo, haciendo hincapié en los médicos que prescriben antibióticos: pediatras y médicos de Atención Primaria.

España es uno de los países europeos con mayores tasas de resistencias a antibióticos y, además, se encuentra entre los países con mayores tasas de consumo de estos fármacos.

Además, según José Campos, del Centro Europeo para la Vigilancia y el Control de las Enfermedades (ECDC) e investigador de la Red Española de Investigación en Patología Infecciosa (Reipi), "los españoles se encuentran entre los europeos que más se automedican con antibióticos y entre los que más obtienen antibióticos sin prescripción médica en la farmacia", una práctica ilegal en España.

Papel clave de las farmacias

"En una situación de aumento de resistencias y de disminución de nuevos antibióticos es imprescindible que la población, que los médicos, adquieran conciencia de que deben actuar de tal manera que se utilicen los antibióticos de una manera prudente, sólo en aquellas situaciones en los que están indicados", expresó el experto.

En este sentido, el papel de las farmacias es "absolutamente clave", según el Campos, ya que la obtención de medicamentos sin receta es "uno de los problemas que hemos tenido tradicionalmente en España". "La dispensación de antibióticos sin receta médica está prohibida por ley, la implementación de estas medidas está en mano de las comunidades autónomas y la impresión es que la situación está mejorando", gracias a la colaboración de los farmacéuticos, acotó.

Según Campos, las autoridades sanitarias europeas están "muy preocupadas" por el "importante aumento" de las infecciones por bacterias multirresistentes en la UE, que suponen un coste adicional de 1,5 billones de euros en gastos sanitarios y pérdida de productividad y que podría generar "una emergencia de salud pública", ya que "cada vez existen menos antibióticos disponibles".

Ya somos 198.301