Si no se ajustan a la realidad, las facturas pueden dispararse

FACUA Sevilla recomienda verificar los datos de empadronamiento para no pagar de más con las nuevas tarifas de Emasesa

La empresa pública aplicará desde enero un modelo tarifario pionero en España, al facturar en función del número de habitantes de cada inmueble.

La Asociación de Consumidores en Acción de Sevilla-FACUA recomienda a los usuarios que verifiquen sus datos de empadronamiento para no pagar de más en la futura factura de la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa). Las nuevas tarifas entrarán en vigor en enero de 2010.

Si los usuarios tienen empadronados en sus viviendas a menos personas de las que residen en ellas, sus facturas experimentarán incrementos que en determinados casos supondrán incluso más del doble de lo que pagarían si los datos del padrón se ajustasen a la realidad.

En cualquier caso, Emasesa se ha comprometido a rectificar las primeras facturas de 2010 en aquellos casos en que los datos del padrón no coincidan con las personas que realmente viven en los inmuebles. Para ello, los usuarios deberán aportar a la empresa sus nuevos datos de empadronamiento una vez que los actualicen.

Asimismo, Emasesa y las asociaciones de consumidores han constituido una comisión para buscar una solución consensuada a la problemática de los usuarios que, por determinadas circunstancias, no estén empadronados en sus domicilios, como estudiantes o trabajadores que residen temporalmente en viviendas de alquiler.

Modelo pionero en España

La empresa pública aplicará desde enero un modelo de tarifas pionero en España, al facturar en función del número de habitantes de cada inmueble. Con él se facturará de la forma más justa y sostenible y se optimizarán tanto las penalizaciones por despilfarro como las bonificaciones para los más ahorradores.

Inicialmente, estaba previsto que la mayoría de los usuarios tuviesen que enviar una autorización a Emasesa para que recabara los datos de empadronamiento de sus viviendas. FACUA Sevilla trasladó a la empresa que este procedimiento iba a resultar excesivamente costoso,complejo y molesto, por lo que había que instar a todos los ayuntamientos a que le facilitasen directamente los datos desagregados del padrón, cuestión a la que finalmente han accedido todos ellos.

Así, Emasesa recabará los datos del padrón de cada uno de los once municipios donde opera: Alcalá de Guadaira, Alcalá del Río, Camas, Coria del Río, Dos Hermanas, El Garrobo, La Rinconada, Mairena del Alcor, Puebla del Río, San Juan de Aznalfarache y Sevilla.

Emasesa ya había dado este año los primeros pasos para implantar este modelo, pero sólo aplicaba las tarifas por habitantes -en lugar de por viviendas- a los usuarios que le comunicaran sus datos de empadronamiento.

Las tarifas

Las tarifas de Emasesa tienen una cuota fija y otra variable para tres conceptos: abastecimiento, depuración y vertidos, que se aplican en función de los metros cúbicos consumidos, además de un canon de mejora y un canon provincial.

Las cuotas variables se aplican de forma progresiva, aplicando tarifas más altas para los metros cúbicos que superen determinadas cantidades. También hay una tarifa bonificada que en 2010 se aplicará cuando no se superen los 3,0 metros cúbicos por habitante y mes (en 2009 eran hasta 3,33 m3 para los usuarios que habían notificado sus datos de empadronamiento a Emasesa).

Por su parte, las cuotas fijas varían en función del calibre del contador.

La factura puede llegar a duplicarse si no están todos empadronados

Una familia que no haya comunicado sus datos de empadronamiento a Emasesa y tiene un consumo mensual de 11 metros cúbicos y un contador de 13 milímetros paga actualmente 14,113 euros mensuales (IVA no incluido) por las tarifas fijas y variables de abastecimiento y saneamiento.

Así, por un lado paga 2,662 euros por la cuota fija de abastecimiento, 0,528 por la de vertidos 0,528 por la de depuración. Y por otro, 5,159 euros por la cuota variable de abastecimiento, 2,453 por la de vertidos y 2,783 por la de depuración.

Si esa familia tiene cuatro miembros pero sólo hay uno empadronado en el domicilio, con las tarifas que entrarán en vigor en enero pagará 28,607 euros al mes, más del doble que en la actualidad (un 102,7%) y un 125% por encima de lo que abonaría si todos constaran en el padrón municipal.

Así, en 2010 pagará 2,902 euros por la cuota fija de abastecimiento, un 9,0% más, 1,056 euros por la de vertidos y 1,056 euros por la de depuración, un 100% más en ambos casos.

En cuanto a las cuotas variables, representarán 11,717 euros por el abastecimiento, un 127,1% más que antes, 5,565 euros por los vertidos, un 126,9% más, y 6,311 euros por la depuración, un 126,8% más.

En cambio, si los cuatro estuviesen empadronados, en 2010 pagaría 12,703 euros. Este perfil de familia y consumo forma parte del colectivo que podrá pagar incluso menos que en la actualidad, aunque un gran porcentaje pagará algo más.

Las cuotas fijas serán las mismas, estén todos empadronados o no, pero en el caso de las cuotas variables, la cantidad que se pagará por haberse empadronado y consumir no más de 3 metros cúbicos por habitante y mes será de 3,817 euros por el abastecimiento, 1,815 por los vertidos y 2,057 euros por la depuración.

Ya somos 203.592