Los países de la UE rechazan prorrogar los aranceles sobre el calzado chino y vietnamita

España apoya la propuesta de la Comisión de extenderlos otros quince meses.

Los países de la UE rechazaron este jueves la propuesta de la Comisión de prorrogar otros quince meses los aranceles a las importaciones de calzado de cuero procedente de China y Vietnam.

España respaldó los argumentos del Ejecutivo comunitario, que defiende la continuidad de los recargos antidumping para protegerse de la venta de estos artículos en Europa a un precio menor de su coste de producción.

Los aranceles, que se establecieron en 2006, ascienden al 16,5% del valor de los artículos en el caso del calzado importado de China y al 10% en el caso de Vietnam.

Un total de quince Estados miembros expresaron su oposición a su prórroga, mientras que diez países la defendieron y dos se abstuvieron, según explicaron fuentes diplomáticas.

Tradicionalmente, los países productores de calzado, como España, Italia, Francia o Portugal, han exigido la aplicación de los recargos, mientras que los países nórdicos, Reino Unido o Países Bajos se oponen a estas medidas alegando que perjudican a distribuidores y consumidores.

Ahora el Ejecutivo comunitario debe presentar una propuesta definitiva antes de que acabe el mes y los ministros de Comercio de la UE adoptarán la decisión final en diciembre.

"La Comisión analizará cuidadosamente las opiniones y las preocupaciones de los Estados miembros y las tendrá en cuenta cuando presente su propuesta formal. La decisión final sobre estos aranceles está en manos de los Estados miembros", subrayó el portavoz de Comercio del Ejecutivo comunitario, Lutz Guellner.

La decisión final dependerá de la postura que acabe adoptando Alemania, que este jueves se opuso a la propuesta de la Comisión. El Gobierno de Berlín quiere garantías de que, una vez que concluya la prórroga de quince meses, no se ampliará de nuevo el plazo de vigencia de los aranceles. Si las obtiene, podría cambiar el sentido de su voto y decantar el resultado, según las fuentes consultadas. Si se pacta una prórroga, entraría en vigor desde enero de 2010.

La asociación que agrupa a los grandes distribuidores europeos, EuroCommerce, acogió con satisfacción la falta de apoyo de los Estados miembros a la propuesta del Ejecutivo comunitario. "Si se confirma, el fin de los aranceles al calzado ayudará a Europa a salir de la crisis", dijo EuroCommerce en un comunicado.

Ya somos 204.115