119 centros participan en el programa 'Alimentos ecológicos para el consumo social en Andalucía'

Iniciado en 2005, promueve la calidad y el consumo de este tipo de productos en la comunidad autónoma.

El programa Alimentos ecológicos para el consumo social es una iniciativa de la Consejería de Agricultura y Pesca en la que también toman parte las Consejerías de Educación, Salud, Igualdad y Bienestar Social y la de Medio Ambiente.

Este proyecto, que cuenta hasta el momento con 119 centros, setenta productores directos y veinte indirectos, se inició en el año 2005 para promover la calidad y el consumo de los productos ecológicos en Andalucía.

De esta forma, el programa permite distribuir alimentos ecológicos de la zona a centros escolares, guarderías, hospitales, residencias de estudiantes o centros de educación especial, para que puedan contar con menús ecológicos avalados y asesorados por nutricionistas.

Además de estas dos funciones, los centros que participen en el programa, así como el personal, alumnado o proveedores de los mismos, podrán conocer de primera mano los beneficios de este tipo de alimentación y la diferencia de su proceso productivo con respecto al del resto de alimentos, todo ello a través de las actividades de educación ambiental que se proponen.

Por tanto, además de la Consejería de Agricultura y Pesca, en el programa Alimentos ecológicos para el consumo social, también juegan un papel muy importante los centros que participan, los diez productores que les suministran los alimentos y los responsables de las actividades educativas.

Requisitos del programa

Al haber tantos elementos que interactúan entre sí, es necesaria la existencia de unas normas y compromisos para que el programa funcione correctamente. De esta forma, los centros tienen la responsabilidad de consumir el 60% de los productos ecológicos de los productores más cercanos.

Además, deberán basarse en el ecorecetario que la Consejería de Agricultura y Pesca les da, entre otras cosas, para garantizar una dieta equilibrada, el consumo mínimo de productos ecológicos y que los productores puedan organizar lo que deben cultivar.

Asimismo, los centros tienen que disponer de comedor, estar en una zona donde operen los productores y, especialmente en los Centros de Educación Infantil y Primaria, que haya un acuerdo del Consejo Escolar.

Éstos por su parte, además de cumplir con todos los requisitos normativos, tendrán que respetar los precios máximos acordados con los centros, así como unos precios mínimos para los agricultores locales.

Hasta el momento, son 119 centros, setenta productores directos y veinte indirectos los que participan en el programa de manera voluntaria y ofrecen menús ecológicos a 15.000 comensales ingresando un total de 1,2 millones de euros.

Cifras que se verán incrementadas el próximo curso ya que, debido al éxito de esta iniciativa, más de veinte hospitales y 200 centros de toda Andalucía quieren incorporarse al programa.

Además, desde la Consejería están fomentando la incorporación de otros centros públicos de restauración colectiva dependientes de la Junta de Andalucía. También se plantea trabajar, no sólo con los comensales, sino también con sus familias para extender los hábitos de alimentación ecológica a los hogares y a un sector de la población más amplio.

Las implicaciones del programa

El programa Alimentos Ecológicos para el consumo social no sólo ayuda a consumir productos ecológicos y promocionar su calidad, sino que también favorece la preservación de los recursos naturales, a la vez que beneficia a los productores que, al distribuir y comercializar los alimentos, prescinden de intermediarios obteniendo más beneficios.

Todo esto, unido al éxito del programa y la satisfacción del 90% de los centros participantes, han hecho que la Consejería de Agricultura y Pesca se plantee ampliar esta iniciativa para que el sector siga creciendo y se beneficien cuantos más andaluces mejor.

Ya somos 191.150