Los neumáticos tendrán que llevar una etiqueta de eficiencia energética a partir de noviembre de 2012

La clasificación se hará en función de su consumo de carburante, adherencia al suelo mojado y nivel de ruido.

Los neumáticos tendrán que llevar una etiqueta de eficiencia energética a partir de noviembre de 2012
Todos los neumáticos nuevos que se vendan en el mercado europeo a partir de noviembre de 2012 tendrán que estar clasificados y etiquetados en función de su consumo de carburante, adherencia al suelo mojado y nivel de ruido, según el reglamento aprobado este miércoles por el Parlamento Europeo.

Así, las ruedas tendrán un sistema de etiquetado similar al de los aparatos electrodomésticos.

Al igual que el etiquetado energético europeo, el de los neumáticos se clasificará por niveles que van desde el color verde y la letra A para indicar el más alto nivel de eficiencia hasta el color rojo y la letra G de menor eficacia.

Además de detallar el impacto de la rueda en la carburación del vehículo, dará información sobre el nivel de adherencia al suelo mojado y el ruido externo al rodar.

A partir del 1 de noviembre de 2012, los fabricantes de neumáticos para coches de los tipos C1, C2 y C3 tendrán por lo tanto que informar de todo ello a los consumidores y también deberán figurar estos datos en los folletos promocionales de tipo técnico, incluyendo los que se cuelguen en Internet.

Únicamente estarán exentos de esta obligación los neumáticos de los todo-terreno y de los coches de carreras.

Además, para fomentar la fabricación de ruedas más silenciosas, el Parlamento Europeo ha planteado diseñar un pictograma sobre el ruido que se indicará por un número creciente de ondas sonoras y, por ejemplo, cuando el ruido sea inferior a 68 decibelios, en la etiqueta figurará una onda blanca y dos negras con el número de decibelios.

Ya somos 203.748