España incumple todos los objetivos para mejorar el sistema educativo de la UE para 2010

Incluso empeora en los más importantes, como las tasas de abandono escolar o el nivel de comprensión lectora, según un informe de la Comisión Europea.

España incumple todos los objetivos que se marcó la Unión Europea para mejorar los sistemas educativos en 2010 e incluso empeora en los más importantes, como las tasas de abandono escolar o el nivel de comprensión lectora, según un informe sobre reformas educativas publicado este miércoles por la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario atribuyó los malos resultados de España a la llegada masiva de inmigrantes durante los últimos años, que son más susceptibles al abandono escolar y a tener problemas de comprensión lectora por constituir uno de los grupos sociales más desfavorecidos; y al fuerte crecimiento experimentado por la economía española hasta el inicio de la crisis, que alejaba a los jóvenes del sistema escolar por la facilidad de encontrar un puesto de trabajo y ganar dinero.

Pese a todo, España ha adoptado "reformas importantes" en el sistema educativo durante los últimos años para afrontar los problemas de lectura y de abandono escolar, aunque los resultados de estas reformas no se ven "de la noche a la mañana", según resaltó un responsable del departamento de Educación del Ejecutivo comunitario, Anders Hingel.

A su juicio, en el próximo informe PISA podría ya ponerse de manifiesto que estas reformas "han tenido un efecto positivo y han mejorado el nivel de lectura".

La UE se marcó cinco objetivos en materia de educación que deberían alcanzarse como muy tarde en 2010: situar la tasa de abandono escolar por debajo del 10%; reducir al menos un 20% el porcentaje de alumnos con problemas de comprensión lectora; lograr que al menos el 85% de los jóvenes completen la educación secundaria; aumentar en un 15% el número de diplomados en matemáticas, ciencias y tecnologías; y lograr que el 12,5% de la población adulta participe en formación continua.

Por lo que se refiere al primer objetivo, España no sólo no ha logrado reducir la tasa de abandono escolar sino que ésta ha aumentado del 29,1% en el año 2000 al 31,9% en 2008, frente al 14,9% de media de la UE. Únicamente Malta (39%) y Portugal (35,4%) registran peores resultados que España. Los Estados miembros con menos abandono escolar son Polonia (5%), Eslovenia (5,1%) y República Checa (5,6%).

España también retrocede posiciones en materia de comprensión lectora. La tasa de alumnos de 15 años con problemas de lectura aumentó del 16,3% en el año 2000 al 25,7% en 2006 (frente al 24,1% de media comunitaria). En este caso, los farolillos rojos son Rumanía (53,5%) y Bulgaria (51,1%), mientras que la clasificación la encabezan Finlandia (4,8%) e Irlanda (12,1%).

En 2008, sólo el 60% de los jóvenes españoles de 22 años han completado la educación secundaria no obligatoria, muy lejos del objetivo del 85% marcado por la UE y muy por debajo de la media comunitaria del 78,5%. Pero además, el porcentaje ha descendido desde el 66% que se registraba en España en 2000.

De hecho, España es el tercer país de la UE con peores resultados en materia de educación secundaria no obligatoria, sólo superada por Malta (53%) y Portugal (54,3%). En este objetivo, los países mejor situados son Eslovaquia (92,3%) y Polonia (91,3%).

Inversión pública por debajo de la media comunitaria

España sí que ha logrado aumentar en un 12,4% el porcentaje de diplomados en matemáticas, ciencia y tecnología entre 2000 y 2007. Pero aún así incumple el objetivo y se sitúa por debajo de la media de la UE (33,6%). Los peores resultados corresponden a Francia (+7,4%) y a Irlanda (-3,6%), mientras que los mejores son Portugal (+164%) y Eslovaquia (+129,9%).

Finalmente, España ha aumentado el porcentaje de población adulta que participa en formación continua desde el 4,1% en 2000 hasta el 10,4% en 2008, aunque en los últimos años la tendencia al alza se ha estancado y tampoco se alcanza el objetivo del 12,5%. Bulgaria (1,4%) y Rumania (1,5%) son los Estados miembros peor clasificados en el ranking, mientras que Dinamarca (30,2%) y Finlandia (23,1%) ocupan las posiciones de cabeza.

El informe de Bruselas evidencia además que la inversión pública de España en educación (4,28% del PIB en 2006) está por debajo de la media comunitaria (5,05%) y además ha permanecido estancada durante los últimos años. Las cifras españolas quedan muy lejos de las de los Estados miembros punteros como Dinamarca (8%), Suecia (6,85%) o Finlandia (6,14%).

En estos momentos, sólo Finlandia cumple ya los cinco objetivos marcados para 2010, mientras que Polonia, Suecia y Eslovenia se encuentran cerca.

Para el conjunto de la UE, Bruselas admite que, aunque se han conseguido avances, no es probable que se alcancen cuatro de los cinco objetivos. De momento, sólo se ha logrado el objetivo de incrementar el número de graduados en matemáticas, ciencias y tecnología.

No se han alcanzado tres objetivos a pesar de los avances logrados: la participación de adultos en el aprendizaje permanente, la reducción del porcentaje de abandono escolar y el incremento del número de jóvenes que finalizan el segundo ciclo de enseñanza secundaria.

Además, uno de los objetivos incluso se ha deteriorado desde 2000 en el conjunto de la UE: los resultados en capacidad de lectura de los jóvenes de 15 años.

Ya somos 198.330