Aeropuertos

FACUA, en contra de que se prorroguen hasta 2013 las restricciones a los líquidos en el equipaje de mano

Esta medida sólo contribuye a crear una alarma injustificada de ataque terrorista y supone un gran negocio para las tiendas de los aeropuertos.

FACUA, en contra de que se prorroguen hasta 2013 las restricciones a los líquidos en el equipaje de mano
FACUA-Consumidores en Acción está en contra de que la Unión Europea prorrogue hasta 2013 las restricciones a los líquidos en el equipaje de mano en los aviones.

Para FACUA, esta medida no responde realmente a garantizar la seguridad de los pasajeros, sino que contribuye a crear una alarma injustificada ante la excusa de que persiste el riesgo de atentados con explosivos líquidos.

En este sentido, la asociación advierte que se llegan a dar situaciones ridículas como que esté prohibido que un usuario lleve en su equipaje de mano un cortauñas, y sin embargo pueda llegar a introducir en el avión un cuchillo de metal que utilice en un restaurante situado en la zona de embarque. En ocasiones, son las propias aerolíneas las que facilitan a los pasajeros estos utensilios si sirven comidas.

Además, advierte FACUA, esta medida supone un gran negocio para los establecimientos comerciales de los aeropuertos, ya que los envases con líquido que superen los 100 mililitros que se pueden introducir en los aviones únicamente se pueden adquirir en estos establecimientos.

En este sentido, la asociación critica la situación de abuso que se produce en este caso, ya que el usuario queda obligado a adquirir cualquier producto, incluso artículos de primera necesidad como el agua, a unos precios desorbitados, que no se ajustan a mercado.

Modificación de la propuesta inicial

En principio, estaba previsto que los límites expiraran en abril de 2010, una vez que se dispusiera de la tecnología necesaria para detectar los explosivos líquidos. Estas tecnologías no estarán listas para instalarse en los aeropuertos en esa fecha.

Los expertos de los Veintisiete modificaron la propuesta inicial de la Comisión, que pedía eliminar las restricciones por fases. Según ésta, en una primera fase, en abril de 2012, se suprimirían los límites en los aeropuertos con más de 10 millones de pasajeros al año. Para los más pequeños, las restricciones podrían seguir vigentes hasta 2014.

El Ejecutivo comunitario debe ahora redactar una propuesta formal que recoja el acuerdo alcanzado por los gobiernos y remitirlo al Parlamento, que tiene tres meses para aprobarlo o rechazarlo pero no puede introducir ninguna modificación.

No obstante, se flexibilizará la normativa para facilitar la situación de los pasajeros en tránsito que hayan comprado líquidos en las tiendas duty-free de un aeropuerto extracomunitario, y que ahora están obligados a entregarlos cuando hacen una escala en Europa. A partir del 29 de abril de 2011, se podrán conservar estos líquidos siempre que vayan en bolsas precintadas y pasen una inspección manual.

Ya somos 191.174