FACUA Madrid exige la eliminación total de barreras arquitectónicas del Metro

La Asociación ha solicitado a los organismos responsables del ferrocarril metropolitano una mejora en la accesibilidad, información y seguridad.

La Asociación de Consumidores en Acción de Madrid-FACUA ha reclamado ante la Consejería de Transportes e Infraestructuras, el Área de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento y la empresa Metro de Madrid que establezca como objetivo prioritario la remodelación de las líneas no accesibles para personas con alguna discapacidad física, así como la mejora de la información y seguridad.

Según han constatado técnicos de la Asociación, la mayoría de barreras arquitectónicas se encuentran en las estaciones más céntricas y, por tanto, más utilizadas. Aquellas personas con movilidad reducida se ven obligadas a desplazarse a paradas más alejadas, con las molestias que supone, o a renunciar a su uso debido a la distancia de éstas.

El Metro de Madrid, con 90 años de historia, es uno de los servicios públicos de ferrocarril metropolitano más antiguos de Europa. Ese hecho pone de relieve la necesidad de no demorar en el tiempo los planes de remodelación de las estaciones donde siguen existiendo barreras arquitectónicas, siendo insuficientes los planes llevados a cabo hasta el momento.

FACUA Madrid ha solicitado que se establezcan plazos coherentes con el carácter urgente de esta medida, ya que el mantenimiento de barreras arquitectónicas vulnera el artículo 30 de la ley 8/1993, de 22 de junio, de Promoción de Accesibilidad y Supresión de Barreras arquitectónicas al limitar el uso del transporte público a personas con discapacidad física.

Por otra parte, la Asociación considera urgente la modificación de bocas de metro y pasillos que no ofrecen las garantías necesarias al estar mal ubicadas o faltar la iluminación, siendo insuficiente el empleo de videovigilancia. Estaciones como Estadio Olímpico, Cartagena, Avenida de la Paz, Suanzes, Torre Arias, Canillejas o Pitis se encuentran en esta situación.

Asimismo, la Asociación ha transmitido a los organismos responsables que a estos problemas de soledad, aislamiento y sensación de inseguridad que infunden las salidas de algunas estaciones de metro, hay que añadir las mismas preocupaciones en los largos pasillos que hay que recorrer para efectuar algunos transbordos.

Éste es el caso de la conexión entre las estaciones de Embajadores y Acacias, los pasillos y escaleras en la estación de Núñez de Balboa para transbordar de la línea 5 a la línea 9 y en la estación Diego de León que une las líneas 4, 5 y 6 del Metro.

Por otra parte, técnicos de la Asociación han advertido carencias importantes en cuanto a una correcta información a los viajeros.

FACUA Madrid estima preciso aumentar esta información, incluso en inglés en determinadas estaciones conectadas a centros de comunicaciones, áreas turísticas o ubicadas en el centro en aplicación de lo establecido en el propio Reglamento de Viajeros del Ferrocarril Metropolitano de Madrid. En este sentido, la Asociación considera importante extender la información en vestíbulos del tráfico de trenes en el Metro.

Ya somos 190.412