La DGT pone en marcha una campaña de control y vigilancia de consumo de alcohol durante la conducción

Realizará más de 300.000 controles de alcoholemia.

La Dirección General de Tráfico (DGT) realizará más de 300.000 controles de alcoholemia entre los conductores hasta el día 20 de este mes, en el marco de una campaña de control y vigilancia de consumo de alcohol durante la conducción.

Durante esos catorce días, la Guardia Civil establecerá más de 1.000 puntos de control para llevar a cabo 20.000 pruebas diarias de alcoholemia a los conductores.

El alcohol está presente, como factor concurrente o desencadenante, en al menos un tercio de los accidentes mortales.

El departamento que dirige Pere Navarro ha pedido a los ayuntamientos de más de 25.000 habitantes que se sumen a esta campaña, además de a las comunidades autónomas de Cataluña y País Vasco, que tienen transferidas las competencias en materia de tráfico.

En la última campaña, realizada en el pasado mes de julio, se adhirieron un total de 109 ayuntamientos, con 25.301 pruebas realizadas, de las que el 3,04 por ciento (769) resultaron positivas.

El alcohol disminuye la percepción de riesgo y puede incrementar hasta nueve veces las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico.

Efectos del alcohol

La DGT ha recordado que el consumo de alcohol puede provocar, entre otros efectos, excitabilidad emocional, disminución de la agudeza mental y de la capacidad de juicio, perturbación motriz, euforia, pérdida de control, dificultad de concentración de la vista o disminución notable de la percepción de riesgo, lo que incrementa hasta nueve veces las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico.

Con el objetivo de ilustrar los efectos que provoca el alcohol en la conducción, la DGT ha elaborado un vídeo informativo en el que se reproduce una situación cotidiana en la que un grupo de amigos toma el aperitivo, continúa con una comida, y termina con una copas de sobremesa. Las imágenes muestran las consecuencias del consumo de alcohol en la conducción desde la primera bebida.

Según la Memoria 2008 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, el 30,97% de los conductores fallecidos el año pasado contaba con un índice de alcohol igual o superior a 0,3g/l, por lo que la DGT señala que el alcohol está presente, como factor concurrente o desencadenante, en al menos un tercio de los accidentes mortales.

En el caso de los peatones, en 2008 fallecieron 502 peatones en accidentes de tráfico, de los que el 21,9% presentaba una tasa de alcohol en sangre igual o superior a 0,3 gramos por litro.

Ya somos 198.109