Funcionan con aire comprimido

FACUA denuncia varios modelos de lanzadores de confeti por riesgo de lesiones

Carecen de etiquetado en castellano que advierta sobre el peligro de orientarlos hacia una persona. La asociación ha recibido una notificación de un usuario que fue víctima de graves lesiones oculares.

FACUA denuncia varios modelos de lanzadores de confeti por riesgo de lesiones
FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado ante las autoridades de Consumo la venta de varios modelos de lanzadores de confeti y serpentinas cuyo uso inadecuado puede causar lesiones. Los productos carecen de advertencias de seguridad en castellano.

Estos artículos se utilizan en celebraciones como bodas, cumpleaños y fiestas de Navidad y consisten generalmente en un cilindro de cartón del que, al girar el mango, también de cartón o de metal, sale disparado su contenido.

El riesgo para la seguridad radica en que como el producto descarga, por la presión del aire comprimido, el confeti y las serpentinas junto a la tapa que recubre el extremo del cilindro e incluso alguna pieza de su mecanismo interior, si se apunta hacia una persona el impacto puede causarle lesiones. En función del modelo y su tamaño, la fuerza del disparo es mayor.

De hecho, FACUA ha recibido una notificación de un usuario de Madrid que fue víctima de graves lesiones oculares como consecuencia del impacto producido por la tapa de un lanzador que durante una boda fue disparado contra su cara a una distancia de varios metros.

De los cinco modelos de lanzadores que FACUA ha localizado en distintos establecimientos, sólo uno cuenta con instrucciones de uso y advertencias de seguridad en castellano. El resto han sido denunciados ante el Servicio de Consumo de Sevilla, provincia donde la asociación ha realizado la toma de muestras.

Advertencias de seguridad

El artículo que plantea precauciones en castellano indica que el producto debe mantenerse fuera del alcance de los niños y no almacenarse a altas temperaturas. En relación a su uso, señala que no debe apuntarse u orientarse a una persona o animal, ni tampoco a fuentes de calor o llamas ni utilizarse cerca de tendidos eléctricos.

FACUA espera que las autoridades de Consumo incorporen los productos con irregularidades en el etiquetado a la red de alerta de productos no alimentarios peligrosos, que a nivel nacional coordina el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Política Social.

La asociación considera que estos artículos deben retirarse del mercado ya que sólo deben comercializarse si indican, de forma clara y perfectamente visible, las precauciones que deben tomarse al utilizarlo para evitar accidentes.

Ya somos 198.058