Endurecer la ley antitabaco reduciría un 50% el riesgo de padecer cáncer de pulmón entre los hosteleros

Así lo afirma el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo.

La prohibición total de fumar en espacios públicos que planea llevar a cabo el Ministerio de Sanidad y Política Social en el primer semestre de 2010 reduciría en un 50% el riesgo de padecer cáncer de pulmón entre los trabajadores del sector de la hostelería.

Así lo afirmó este jueves la vicepresidenta del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), María Ángeles Planchuelo, durante la presentación de unas jornadas sobre tabaquismo pasivo.

Además, la reducción de este vicio no sólo implicaría beneficios en la salud, sino también en las arcas públicas. Y es que, según explica Planchuelo, por cada euro que el Estado gana por la venta de tabaco, gasta dos en costes directos o indirectos provocados por las enfermedades derivadas, un total del 16% del gasto sanitario anual en España, aseguró.

El tabaquismo es la primera causa de carga de enfermedad en España, mientras que se está empezando a demostrar que el tabaquismo pasivo "genera enfermedad y muerte, no sólo molestias", comentó.

De hecho, pasar dos horas en un local donde se puede fumar aumenta un 10% el riesgo de sufrir un infarto y un 30% el de padecer enfermedad coronaria, subrayó Planchuelo.

Estos problemas pueden prevenirse, y la mejor manera es evitando que las personas fumen en lugares públicos, argumentó. Una regulación más estricta del consumo de tabaco reduciría en un 10% el número de fumadores en España, y entre un 30 y un 40% el número de nuevos fumadores registrado cada años, dijo esta experta. Incluso se ha demostrado que reduce el consumo de cigarrillos en el hogar o delante de niños en un 8%, añadió.

Demanda social

El endurecimiento de la actual ley antitabaco "es una demanda social" que apoya entre el 70 y el 80% de los españoles, tanto fumadores como no fumadores, que todavía no se ha llevado a cabo por las presiones de algunas patronales de la hostelería que "fortalecen el mito" de que la prohibición total de fumar en espacios públicos conllevaría "grandes pérdidas" para el sector, aseguró la vicepresidenta del CNPT.

Las experiencias de otros países como Italia, Reino Unido, Canadá o Noruega han demostrado "de manera sistemática" que el establecimiento de espacios cien por cien libres de humo no ha derivado en las "supuestas consecuencias económicas negativas que algunos predecían para el sector", y que en España los hosteleros situaban en torno a un 30% menos de beneficios, explicó el miembro asociado del Roswell Park Institute de Buffalo (Estados Unidos), Andrew Hyland.

"La actual ley española no protege a los más de 800.000 trabajadores de la hostelería, que ponen en peligro cada día su salud para ganarse la vida", aseveró Hyland. Y aunque la economía en España es ahora "un tanto inestable", la situación actual requiere de "medidas urgentes" que mejoren la calidad del aire en los espacios cerrados, "tanto para beneficio de la salud de los trabajadores como de los clientes", señaló este experto.

Ya somos 191.208