FACUA Cádiz vuelve a reclamar una revisión profunda del Área de Urbanismo del Ayuntamiento

Considera ineficaces las actuaciones de control sobre el estado de las fincas.

La Asociación de Consumidores en Acción de Cádiz-FACUA viene denunciando desde hace años la inoperancia del Área Municipal de Urbanismo en control del estado de las fincas.

Los actuaciones que, con carácter urgente, el Ayuntamiento de Cádiz se ha visto obligado a efectuar en las últimas semanas, en diferentes inmuebles del casco histórico de la ciudad, y que han provocado el desalojo urgente de varias familias, vuelven a demostrarlo.

En las últimas semanas, seis familias han tenido que abandonar un inmueble en la calle Patrocinio y otra una finca de la calle Sacramento. Mientras, la construcción por parte de la Junta de Andalucía, de dieciocho nuevas viviendas en la calle Horozco ha quedado paralizada ante el riesgo que suponía para el edificio colindante debido a su mal estado de conservación.

Los vecinos del inmueble de la calle Patrocinio han asegurado a FACUA Cádiz que, en numerosas ocasiones, se habían personado en el Área Municipal de Urbanismo para denunciar su situación sin que nadie les hiciera caso.

En relación con la vivienda de la calle Sacramento, la propia Asociación fue la que denunció ante el Ayuntamiento la situación del inmueble afectado, sin que éste adoptara ningún tipo de medida contra el propietario de la finca.

Posteriormente, la inquilina de esta vivienda demandó judicialmente al propietario, que reconoció ante los Tribunales la obligatoriedad de realizar las obras que los técnicos municipales no habían entendido necesario requerirle.

Para FACUA Cádiz ambos casos demuestran la total inoperancia e ineficacia del Área Municipal de Urbanismo. La Asociación considera que esta situación está siendo aprovechada los propietarios de las fincas, que, están logrando deshacerse de aquellos inquilinos de renta antigua que "obstaculizan" sus actividades de especulación.

Condiciones infrahumanas

La organización teme que el Ayuntamiento no esté sancionando contundentemente a estos propietarios quienes, además de obligar a los inquilinos a vivir en condiciones infrahumanas, ponen en peligro la seguridad tanto de las personas como de las fincas colindantes.

La Asociación reclama la atención sobre la dramática situación de las familias que padecen el desalojo. Tras ser realojados temporalmente en una pensión, reciben, como único apoyo municipal, una ayuda durante un plazo para abonar un porcentaje del nuevo alquiler que consigan formalizar. El problema es que el importe, debido al encarecimiento del suelo en la ciudad de Cádiz, es notablemente más elevado que el que abonaban en sus antiguas viviendas, y, todo ello, siempre que acrediten insolvencia económica.

FACUA Cádiz considera inadmisible que por parte municipal se siga haciendo caso omiso a su petición de cambiar radicalmente de actuación en materia de disciplina urbanística. La Asociación recuerda que esta competencia es de ámbito exclusivamente municipal.

Para la organización es necesario que el Ayuntamiento lleve a cabo una revisión profunda y extensa del Área Municipal de Urbanismo. Considera que debe analizar, entre otros aspectos, la actuación de los técnicos municipales y los protocolos que se llevan a cabo en las inspecciones técnicas a las que son sometidas las fincas. Todo ello debido, a su juicio, a que tanto unos como otros han resultado ser, hasta la fecha, claramente ineficaces.

Finalmente, la FACUA Cádiz señala que los últimos incidentes confirman lo acertado de su decisión de conceder este año al Área Municipal de Urbanismo uno de los galardones negativos que entrega, con motivo de la celebración del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, a aquellas empresas y entidades que se distinguen especialmente por sus actuaciones negativas.

Ya somos 203.790