Intervienen más de 4.000 juguetes en Barcelona que tenían irregularidades

No reunían las condiciones exigidas de seguridad y carecían de documentación que acreditase su legal procedencia.

La Guardia Civil ha intervenido en diferentes inspecciones en almacenes de Barcelona y Badalona 4.007 juguetes. Estos artículos, valorados en 36.024 euros, no reunían las condiciones exigidas de seguridad y además carecían de cualquier documentación que acreditase su legal procedencia, según informó este jueves el Cuerpo.

Los agentes realizaron el martes inspecciones en ocho almacenes, descubriendo en cinco de ellos juguetes de diversas clases, marcas y modelos, que no cumplían la normativa de seguridad vigente.

Todos los juguetes que tenían irregularidades y que fueron incautados por la Guardia Civil eran de origen chino, fundamentalmente coches, motos, muñecos de peluche y ordenadores pequeños.

En la mayoría de ellos, los problemas de seguridad consistían en la carencia del tornillo que debe impedir el acceso del niño al hueco donde se alojan las baterías o irregularidades en el etiquetaje.

El material incautado fue puesto a disposición de la Aduana de Barcelona y se realizaron diferentes actas por infracción administrativa de contrabando, así como denuncia por presunta infracción sobre seguridad en los juguetes, remitido a la Agencia Catalana de Consumo de la Generalitat.

Ya somos 190.616