FACUA Andalucía y Al-Andalus rechazan la desaparición del modelo mixto de gestión del servicio de ITV en la Comunidad Autónoma

Para las dos organizaciones el único modo de garantizar la titularidad pública es el modelo de gestión mixto al estar apoyado por todos los sectores.

El presidente de la Federación de Consumidores en Acción de Andalucía-FACUA, Francisco Sánchez Legrán, y la secretaria general de la Federación Andaluza de Consumidores y Amas de Casa, Al-Andalus, Mª de los Ángeles Rebollo Sanz, han remitido sendas cartas al presidente de la Junta de Andalucía y al consejero de Innovación, Ciencia y Empresa en las que les manifiestan su rechazo al nuevo modelo de gestión del servicio de Inspección Técnica de Vehículos en la Comunidad Autónoma.

Ambas organizaciones han elaborado un informe en el que argumentan su desacuerdo con la desaparición del actual modelo de gestión mixta para pasar a ser exclusivamente de gestión directa, ya que esto podría traducirse en una disminución en la calidad del servicio y poner en riesgo a medio plazo la titularidad pública del mismo que es lo que verdaderamente hay que garantizar.

FACUA Andalucía y Al-Andalus critican la forma en la que se ha llevado a cabo el cambio de modelo, obviando la presencia en el debate de los sectores interesados, como es el caso de las asociaciones de consumidores.

Tanto para FACUA Andalucía como para Al-Andalus, el modelo actual de servicio es satisfactorio y así queda reflejado, por ejemplo, en los bajos índices de reclamaciones de los usuarios. Su perduración en el tiempo desde que fue implantado en 1985 también lo avala, por lo que no se entiende la propuesta de modificación cuando apenas existen incidencias. De hecho, este modelo ha sido reconocido favorablemente por todos los implicados: empresas concesionarias, consumidores y la propia Administración autonómica, así como por empresas independientes de control de la calidad y por todo tipo de organizaciones públicas y privadas.

Asimismo, FACUA Andalucía y Al-Andalus dudan que a medio plazo el servicio de ITV en Andalucía se consolide como una opción claramente distinta y al margen de las tendencias liberalizadoras y de privatización, predominantes en el propio contexto nacional y europeo. La única alternativa que para estas organizaciones tiene hoy por hoy la privatización total del sector para garantizar la titularidad pública es el modelo concesional, con la convivencia y competencia entre una empresa pública y firmas privadas, entre otras razones por el aval de confianza y apoyo que ha tenido y tiene de los propios usuarios.

Ante este proceso de cambio en el modelo de gestión se abre un período de transición y posible confrontación entre titulares y gestores del servicio que, para FACUA Andalucía y Al-Andalus va a redundar en perjuicio del usuario y que, de igual modo, tendrán un reflejo en la falta de inversiones en las estaciones de ITV para modernizarlas y prestar nuevos servicios como la revisión de ciclomotores, el control de ruidos..., dada la lógica relajación de las empresas concesionarias privadas ante la fecha de caducidad de dichas concesiones.

Ya somos 203.642