Vendida en España desde octubre de 2009

Ikea retira la trona Leopard por riesgo de lesiones y asfixia

El engranaje que asegura el asiento a la estructura puede romperse y provocar la caída del niño. Además, podría introducirse las piezas sueltas en la boca.

FACUA-Consumidores en Acción informa de que Ikea ha retirado del mercado a nivel mundial su trona Leopard ya que puede romperse y causar a los niños lesiones en la cabeza y otras partes del cuerpo.

El artículo, formado por una silla y una estructura, puede sufrir la ruptura del engranaje utilizado para asegurar el asiento y provocar la caída del niño.

Además, las piezas que componen los engranajes pueden plantear un peligro de asfixia a los niños pequeños si se los meten en la boca.

La empresa ha recibido once informes de clientes que mostraban el engranaje roto o suelto. Entre ellos, un caso en el que el asiento de rompió y el niño se cayó a través de la estructura, sufriendo magulladuras en las piernas.

En otro de los casos, se encontró una pieza en la boca de un niño, pero le fue quitada antes de que se produjese el ahogamiento.

En España, la trona Leopard estaba a la venta desde octubre de 2009.

El producto ha sido incluido, el 5 de enero, en la red de alerta de productos no alimentarios peligrosos, que coordina el Instituto Nacional del Consumo (INC). Y ello después de que Ikea notificase el problema a las autoridades de Consumo de la Comunidad de Madrid, donde tiene su sede social en España.

Junto a la retirada de la venta de la silla, la empresa está informando a los consumidores que la hubiesen adquirido para que procedan a su devolución a través de carteles en sus establecimientos, su página web y comunicados en prensa.

Ya somos 203.664