Toyota suspende la venta de ocho modelos de coches en Estados Unidos por un problema en el acelerador

La marca podría llamar a revisión a otros dos millones de sus automóviles en Europa por problemas similares.

El fabricante japonés Toyota ha anunciado este miércoles que suspende las ventas de ocho modelos en Estados Unidos por un problema en el pedal del acelerador detectado hace semanas en 2,3 millones de vehículos en todo el país.

La conducción de estos coches se hacía muy peligrosa porque en algunos casos se atascaba el pedal, provocando una aceleración involuntaria.

Toyota, además, ha decretado un parón en la producción de vehículos en sus plantas de EEUU y Canadá durante la primera semana de febrero. Las plantas afectadas están en Indiana, Texas y Kentucky. La canadiense está ubicada en la ciudad de Ontario.

La suspensión de ventas afecta al modelo japonés más vendido en Estados Unidos, el Camry, en todas sus versiones desde 2007. Otros modelos afectados son el todoterreno RAV4, en su última versión, el familiar Corolla y el Matrix. A éstos hay que sumarles el Sequoia, el Tundra, el Avalon y el Highlander.

Bob Carter, vicepresidente de Toyota en Estados Unidos, ha dicho que la medida tomada por el primer fabricante de automóviles del mundo busca mejorar la seguridad y la confianza de los consumidores en la marca japonesa. "Esta acción es necesaria hasta que encontremos un remedio", ha dicho Carter en un comunicado. "Estamos haciendo un esfuerzo para dar una respuesta a nuestros clientes tan rápido como sea posible".

Según fuentes consultadas por el diario nipón Nikkei, Toyota podría llamar a revisión a otros dos millones de sus modelos en Europa por problemas similares con los aceleradores, aunque fuentes de la compañía en Tokio no han confirmado este punto.

Si las divisiones de Europa llaman a revisión a alrededor de dos millones de vehículos, la cifra total de automóviles afectados podría ser superior a la mitad de todos las unidades vendidas por el grupo Toyota en 2009 en todo el mundo.

En la Bolsa de Tokio, los inversores recibieron la noticia de manera negativa a primera hora, provocando una caída en la cotización de las acciones de Toyota.

Ya somos 198.097