FACUA detecta diferencias de hasta el 130% en las tarifas del suministro de agua de las ocho capitales andaluzas

Hasta 128 euros anuales puede variar la factura del agua en función de la capital.

La Federación de Consumidores en Acción de Andalucía-FACUA ha realizado un estudio comparativo sobre las tarifas del suministro domiciliario de agua en las ocho capitales andaluzas que pone de manifiesto diferencias de hasta el 130%.

El estudio, que forma parte de un informe de FACUA España sobre las tarifas de agua en veintiocho ciudades, pone de manifiesto que Cádiz es la capital andaluza donde se aplican las tarifas más caras, seguida muy de cerca por Córdoba, mientras que Granada y Málaga son las que tienen la facturación más baja de la comunidad.

La Federación demanda a los ayuntamientos andaluces que garanticen mecanismos de participación de las asociaciones de consumidores en el diseño de las tarifas.

El estudio andaluz revela que el consumo mensual de 10 metros cúbicos de agua supone un importe medio de 11,63 euros más IVA si el contador individual tiene un calibre de 13 milímetros y de 12,51 euros si es de 15 mm. Estas cifras se elevan a 22,84 y 23,72 euros al mes, respectivamente, si el consumo es de 20 metros cúbicos. Las tarifas analizadas incluyen las cuotas fijas y variables relativas tanto al abastecimiento como al saneamiento, alcantarillado, depuración y/o vertidos así como los posibles cánones o recargos relacionados con la mejora de infraestructuras, impulsión, sequía...

Las tarifas son muy distintas en función de cada ciudad. Así, el consumo mensual de 10 metros cúbicos representa 8,20 euros en Granada y 8,80 euros en Málaga, las capitales con las tarifas más bajas. Frente a ellas, en Cádiz el importe asciende de 16,12 euros y en Córdoba es de 13,59 o 18,85 euros, en función de si el contador es de 13 o 15 mm., respectivamente.

Como ya puso de manifiesto FACUA en otro estudio realizado en 2004, la diferencia de tarifas entre la ciudad más cara y la más barata es desproporcionada, alcanzando este año el 130%, lo que representa una diferencia anual en las facturas de nada menos que 127,80 euros.

En España, el suministro domiciliario de agua es una competencia de los ayuntamientos, que otorgan las concesiones del servicio a empresas públicas, privadas o mixtas. Con la excepción del Reglamento de Suministro Domiciliario de Agua de Andalucía, los derechos y obligaciones de los usuarios y las empresas suministradoras únicamente se establecen mediante ordenanzas municipales o los acuerdos que regulan las concesiones, una dispersión que provoca que no estén garantizados unos requisitos mínimos de calidad del servicio a nivel nacional.

El reglamento andaluz

Desde comienzos de la década de los 90, y aprobado por el Decreto 120/91, Andalucía cuenta con un Reglamento, a través del cual se regulan las relaciones entre los usuarios y las entidades suministradoras de agua. Esta acción, pionera en toda España, supuso un avance en la defensa de los derechos de los usuarios, ya que se conseguía cubrir parte del vacío normativo existente en el sector. Así y a pesar de ciertos incumplimientos en la normativa por parte de algunas de las empresas suministradoras, FACUA considera que se debería seguir el ejemplo del Reglamento andaluz a nivel nacional y, de este modo, impedir la prestación de un servicio básico como el agua sin las suficientes garantías y derechos de los consumidores.

Metodología

Para realizar este estudio, FACUA ha tenido en cuenta el ciclo integral del agua, esto es, las cuotas fijas y variables facturables tanto por el abastecimiento como por el saneamiento, alcantarillado, depuración y/o vertidos. El estudio realizado en Andalucía también incluye los posibles cánones o recargos relacionados con la mejora de infraestructuras, impulsión, sequía..., elementos que no se han introducido en el informe realizado a nivel nacional debido a la complejidad normativa existente al respecto y la falta de colaboración de la mayoría de suministradoras.

Para evaluar las cuotas fijas o de servicio y las variables o de consumo aplicables al abastecimiento y saneamiento se han tomado como referencia dos consumos medios, de 10 y 20 metros cúbicos al mes, obtenidos por contadores individuales de 13 y 15 mm. de calibre.

También se ha valorado la existencia o no de bonificaciones a las familias numerosas, para evitar que se penalicen consumos elevados que en estos casos resultan justificados, o a usuarios de rentas bajas.

Según la ciudad, la facturación se realiza mensual, bimestral o trimestralmente. Para la realización del estudio se ha calculado el equivalente mensual.

Ya somos 191.049