Perú incluirá en las cajetillas imágenes de los efectos que el tabaco tiene sobre algunos órganos corporales

Los objetivos son garantizar la comercialización responsable de este tipo de productos, así como concienciar a la población sobre las enfermedades que puede provocar su consumo.

El Ministerio de Salud de Perú incluirá en las cajetillas de tabaco y demás productos relacionados una imagen que advierta del riesgo que tiene para la salud el consumo de cigarrillos y que ocupará la mitad del espacio del producto.

La medida se adopta en cumplimiento del reglamento que desarrolla la Ley 28705, aprobada en julio de 2009 y, en virtud de la cual, se obliga al fabricante a incluir en el envase una imagen y/o mensaje preventivo sobre las consecuencias que acarrea el consumo de tabaco.

Hasta el momento las cajetillas sólo estaban rotuladas con la frase "fumar produce cáncer de boca" que ahora será sustituida por la de "fumar causa infarto cerebral", título que irá acompañado por una imagen, de acuerdo a lo establecido en la ley que obliga a cambiar los mensajes con un periodicidad semestral.

Esta normativa persigue un doble objetivo, por una lado, garantizar la comercialización responsable de este tipo de productos y, por otro, que el propio envase sirva para concienciar a la población acerca de las enfermedades que puede provocar o desencadenar el consumo de cigarrillos y conseguir que se reduzca su consumo.

Según estudios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la publicación de este tipo de mensajes y de imágenes acerca de los efectos que el tabaco tiene sobre determinados órganos corporales tienen un impacto considerable en el consumo de cigarrillos.

En el caso de Canadá, tras la aplicación de esta norma, el 27 por ciento de los fumadores redujo el número de cigarrillos diarios, especialmente fuera de sus hogares. Cerca del 58 por ciento de los fumadores reflexionó sobre las consecuencias que este hábito tiene sobre su salud y un 44 por ciento reconoció que habían aumentado sus motivaciones para dejar de fumar.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud está científicamente demostrado que el humo de los cigarrillos provoca irritación de las vías respiratorias, tos, pérdida del apetito, pulso rápido y disminución de la temperatura corporal a corto plazo. Mientras que su uso prolongado puede generar bronquitis crónica, enfermedades coronarias, infarto agudo del miocardio, ulceras gástricas y cáncer en boca, lengua, pulmones.

A estas consecuencias habría que añadir los efectos que el humo procedente de los cigarrillos tiene sobre la salud de los llamados fumadores pasivos.

Ya somos 191.226