FACUA critica la falta de objetividad del INC en la distribución de subvenciones a las asociaciones de consumidores

Lamenta que vuelva a pasarle factura por su independencia política y la posición crítica y exigente que viene manteniendo con el papel de este organismo y el Gobierno en materia de protección de los consumidores.

FACUA-Consumidores en Acción critica que un año más el Instituto Nacional del Consumo (INC) haya seguido sin utilizar criterios objetivos al distribuir las subvenciones a las asociaciones de consumidores, no evaluando sus niveles de representatividad, relevancia social e intervención en el mercado.

Ha habido que esperar a este jueves 18 de febrero para que el Boletín Oficial del Estado (BOE) dé a conocer cómo distribuyó sus subvenciones el año pasado el citado organismo del Ministerio de Sanidad y Política Social. La Resolución del INC está fechada el 3 de febrero de 2010.

FACUA lamenta que, nuevamente, el INC le haya pasado factura por su independencia política y la posición crítica y exigente que viene manteniendo con el papel de este organismo y el Gobierno en materia de protección de los consumidores.

A la cola de las asociaciones de consumidores generalistas

Así, FACUA está a la cola de las asociaciones de consumidores generalistas en cuanto a las cantidades recibidas para el desarrollo de actuaciones en defensa de los consumidores. Las más subvencionadas, Ceaccu y UCE, reciben el triple que aquélla.

Además, algunas de las organizaciones que están por delante de FACUA en las subvenciones o reciben cantidades similares son prácticamente desconocidas por los consumidores y carecen de presencia en la vida pública.

La política que sigue el INC sobre subvenciones, advierte FACUA, no se ajusta a criterios objetivos de eficacia y de impacto en la sociedad de los programas presentados ni tiene en cuenta el nivel de presencia pública de las asociaciones y su intervención real en el mercado en defensa de los consumidores.

FACUA critica que las asociaciones de consumidores carecen de una ley específica que las regule y fije los criterios para evaluarlas.

Una norma necesaria para poner orden en el movimiento de consumidores y que debería acabar con la falta de controles por parte el INC sobre los datos que aportan las asociaciones sobre su número de socios, consultas y reclamaciones en las convocatorias de subvenciones.

El reparto de las subvenciones

En 2009, el INC ha distribuido 3.641.140 euros entre siete asociaciones de consumidores generalistas, dos sectoriales (de banca y comunicación) y una cooperativa de consumo.

De las asociaciones generalistas, Ceaccu ha recibido 716.622 euros (el 19,7% del total), UCE 647.502 euros (17,8%), CECU 383.988 euros (10,5%), Asgeco 364.334 euros (10,0%), FUCI 319.313 euros (8,8%), FACUA 224.417 euros (6,2%) y UNAE 203.820 euros (5,6%). En cuanto a las sectoriales, Adicae recibió 377.151 euros (10,4%) y AUC 208.440 euros (5,7%). Por su parte, para la cooperativa de consumo Hispacoop fueron 195.553 euros (5,4%).

Ya somos 192.678