Desinformación en los servicios de atención al cliente

Las grandes compañías de móvil se saltan la obligación de limitar el uso de Internet en 'roaming' para evitar facturas desorbitadas

Desde el 1 de marzo los usuarios tienen derecho a solicitar límites de hasta 50 euros mensuales, pero los teleoperadores dicen desconocer la imposición fijada por un Reglamento europeo.

FACUA-Consumidores en Acción denuncia que los servicios de atención al cliente de las grandes compañías de móvil españolas se están saltando la obligación de limitar el uso de Internet en roaming dentro de la UE a los usuarios que lo soliciten para evitar facturas desorbitadas.

Desde el pasado 1 de marzo, los usuarios tienen derecho a solicitar límites de hasta 50 euros mensuales en la facturación de este servicio, según establece el Reglamento CE 544/2009, de 18 de junio.

Sin embargo, FACUA ha comprobado que Movistar, Vodafone y Orange no han garantizado que todos los teleoperadores de sus servicios de atención al cliente cuenten con información sobre esta nueva regulación.

Al solicitar la limitación en el consumo de Internet en roaming, la respuesta de los teleoperadores es generalmente que no es posible establecerla o que en todo caso la fijación de un tope en el consumo o el aviso de haber alcanzado una determinada cantidad sería para el conjunto de servicios de voz y datos y no sólo para el acceso a la Red desde otro país de la UE.

FACUA lamenta que la falta de controles suficientes por parte de las autoridades de Consumo y Telecomunicaciones así como de sanciones contundentes ante el incumplimiento de la legislación esté propiciando las irregularidades por parte de las compañías, que desde este lunes deberían haber garantizado el estricto cumplimiento de lo establecido en el Reglamento europeo.

FACUA reclama una tarifa regulada por Bruselas

FACUA solicitó el pasado agosto a la Comisión Europea que, más allá de las medidas aprobadas en el citado Reglamento, fije una eurotarifa para el acceso a Internet en roaming, como ha hecho ya con las llamadas y los SMS.

Esta es, advierte la asociación, la única forma de que las compañías dejen de cobrar precios desproporcionados que dan lugar a facturas de pesadilla.

Un análisis realizado por FACUA en agosto sobre las tarifas del acceso a Internet en roaming aplicadas por trece compañías de móvil de España, Francia, Italia y Reino Unido puso de manifiesto que Movistar cobraba a sus clientes españoles hasta 10 euros más impuestos por Mb, mientras que Vodafone y Orange facturaban 5 euros por Mb.

Se trata de tarifas desproporcionadas que pueden provocar que los usuarios regresen de sus viajes con facturas de cientos o miles de euros si navegan por Internet en roaming y le dan un uso tan convencional como abrir correos electrónicos con imágenes, ver los pequeños vídeos que incluyen los diarios digitales o navegar por las webs de las cadenas de televisión.

Ya somos 191.347